Posts Tagged ‘hematófagas’

Ellas son las malas

octubre 18, 2013

Estoy muy agobiada, cada año me pasa lo mismo, me siento acosada y ya no sé donde acudir, nadie me hace caso y lo peor de todo es que no encuentro solución alguna, ya que soy muy pacífica, pero todo tiene su tiempo y mi paciencia se acaba, aunque siempre digo lo mismo, y al año siguiente todo sigue igual.

Años atrás, el acoso era solo por la noche y además con ruido, pero ahora se han modernizado y me agobian también por el día y siempre en silencio, tienen muy mala sangre.

Me he informado bien, y resulta que han venido del extranjero y se han instalado en mi pueblo y entran en mi casa cuando menos me lo espero. Las alarmas no tienen efecto sobre ellas, lo he probado todo, nada más me queda ponerme un traje de buzo, y quizás así al verme se asusten y salgan volando hacia otro sitio.

Lo que peor llevo, es que cuando subo a mi dormitorio a ver la televisión y me pongo más ligera de ropa, están allí esperándome, no les importa si soy casada, a ellas les da lo mismo, pues nos han engañado mucho tiempo a muchos de nosotros/as con su sexualidad, pues ahora resulta que son las hembras las que pican, ya que necesitan nuestra sangre como suplemento para el desarrollo de sus huevos, mientras los machos se alimentan de hierbas y cereales. Desde aquí les pido perdón, por creer que eran los machos los que me picaban y siguen picando, hoy mismo tengo dos picadas en los tobillos, pues a los tigres les gusta volar bajo. Me hubiera gustado más que fueran ellos, yo si que tengo mi sexualidad definida.

Seguro que a muchos de vosotros os pasa lo mismo, podríamos asociarnos y crear un ejercito pacífico para poner el problema sobre la mesa y poder solucionarlo sin violencia, ya me diréis algo, estoy desesperada nada más pensar que solo tienen ojos para mí, ya que a mi marido ni le miran.

En este momento tengo dos aparatos eléctricos enchufados a mi alrededor, uno de pastilla y otro de radar de última generación, pero en el momento que bajo la guardia y salgo a la terraza me acribillan sin compasión.

Ahora tengo que dejaros, acabo de ver un insecto no identificado y he de comprobar que no es inmune a mis antimosquitos, puesto que ellas, ellos y la madre que los parió cada día están más avanzados, lo mismo que las nuevas tecnologías, y gracias a ellas puedo escribir y en unos segundos volar a otro continente, pero más rápido que mis odiadas mosquitas.