Archive for 31 octubre 2017

Huella infinita

octubre 31, 2017

A los que ya no están con nosotros

que nos dejaron una huella infinita

siempre los llevaremos muy adentro

en nuestro baúl de los recuerdos

 

Ellos partieron hacia la luz

esa luz ansiada y desconocida

nosotros lo haremos también

pero mientras vivamos la vida.

Anuncios

Yo te diré

octubre 31, 2017

Por fin ha llegado el otoño.

Ética

octubre 29, 2017

Hoy no es un domingo cualquiera

ya que han atrasado una hora

pero para mí es un domingo más

aunque anochecerá antes de hora

 

Estos versos son irracionales

y faltos de lucidez poética

pero la sociedad me está demostrando

que mucha gente carece de ética.

¿Y ahora qué?

octubre 27, 2017

Buen fin de semana.

Amante a la antigua

octubre 25, 2017

Hay cosas que no cambian por dentro.

155 pasos de baile

octubre 24, 2017

Hace unos meses que no duermo bien, pero desde hace unas semanas que la cosa es peor. Sueño con números, con gentes vestidas de uniforme y otro muchos sin el. La cuestión que es un maldormir, lo de malvivir ya se verá.

También me pasa cuando pongo el televisor. Resulta que los de mis sueños también están allí, lo mismo me pasa con la radio, oigo sus voces, y siempre los mismos numeros. La verdad es que no entiendo mucho, ya que unos dicen lo contrario de los otros.

Creo que es como una epidemia que viene de muy antiguo. Antes no encontraron la vacuna y ahora la siguen buscando.

En mis sueños también  aparecen hojas de ruta sin destino definido. Salones llenos de gentes que hablan mucho y dicen poco, a veces incluso chillan, no sé para que les ha servido estudiar tanto.

Creo que tendré que ir al psicólogo de mi vecina, ya que a ella y su familia les pasa algo similar.

El psicólogo en vez de enviarles medicamentos, los reunió a todos y les aconsejó lo del baile, incluso les regaló unos vales de prueba. Hay que decir que la escuela es de su mujer, así todo queda en casa.

Ahora les ha dado a toda la familia incluso a los abuelos por bailar ritmos tropicales, dicen que de esa manera se duerme mejor y ya no tienen pesadillas.  Será cuestión de probar, ese psicólogo se va a forrar, y no creo que su empresa se vaya al garete, por no decir a otro sitio.

Siempre me he preguntado porqué no se escribe sicólogo sin la p delante, la cuestión es complicar las cosas.

Hay un refrán que dice: A río revuelto ganancia de pescadores. Nunca sé lo que voy a escribir, y mucho menos el final, pero no me gustan los finales coherentes, así lo dejo, no me gusta contrariar a mis pensamientos, ya hay otros que lo intentan hacer, son esos que veo en mis pesadillas.

Pero mañana nos apuntamos toda la familia a las clases de baile a ver que pasa, ya os contaré más adelante.

Homenaje a Jean Rochefort

octubre 22, 2017

 

Descanse en paz.

Ocaso

octubre 22, 2017

Creo que viví otras vidas

en otros remotos tiempos

alejada del mundo terrenal

rodeada de buenos sentimientos

 

Me pregunto si existe el cielo

más allá de las nubes de algodón

desde allí podrá verse la tierra

y el ocaso que la lleva

al camino de la destrucción.

Morir de amor

octubre 20, 2017

Buen fin de semana.

Mis noches

octubre 19, 2017

Cuanto me gustaría volver a escribir mis relatos de terror y fantasía. Ya sé que no son gran cosa, pero disfrutaba inventándolos, incluso muchas veces yo era la protagonista.

Ahora escribo frases enlazadas que llamo poesía, pero no lo es, solo es una parte de mi insatisfación por cosas de la vida, que ni siquiera son mías.

Por las noches me cuesta conciliar el sueño. Mi mente se llena de pensamientos que no me pertenecen, pero no me dejan. Entonces conecto mi transistor y me lo pego al oído y escucho lo que cuentan otras personas que están despiertas como yo, y la verdad es que es muy enriquecedor. Cada casa es un mundo, y cada persona una historia particular, pero a la vez llena de matices compartidos.

La noche es más larga cuando no se duerme, se oyen ruidos de las paredes que crujen despojandose del calor de todo el día.

También oigo el tic tac del reloj de la planta baja. Es como si me dijera que sigo viva, y cuando no lo oiga será porque se le acaben las pilas, las mías o las de él, prefiero que sean las suyas.

Ya son las tres de la madrugada y los pensamientos me siguen acosando. De momento no oigo voces, eso sería más preocupante.

Hace dos días que llueve sin casi dar tregua. En estos momentos la lluvia azota el cristal de mi ventana, me gusta dejar la persiana subida, ya que así dejo entrar el reflejo de la luna.

Ya son las cinco y sigo despierta, pronto amanecerá y será entonces cuando sucumba al sueño.

Quizás sea noctámbula y no me haya dado cuenta hasta este mismo momento que acabo de escribir estas letras.

La cuestión es que sin querer la cosa, he escrito un relato que no es de terror ni fantasía, y a la vez me ha alejado por unos momentos de esa rima pegadiza y absorbente que me atrapa en esa tupida red llamada poesía.