Tengo una fobia

Tengo una fobia sin igual al sonido de mi teléfono fijo, la cosa es muy simple, y seguro que le pasa a muchas personas, no paran de llamar y molestar a la vez.

Antes cuando era más ingenua atendía todas las llamadas, y les decía muy amablemente que no me interesaba lo que me ofrecían. Siempre eran seguros de vida, de decesos etc. Y no digamos las compañías de telefonía, que tienen la misión de hacer que cambiemos de compañía como aquel que cambia de zapatos. Pero como se hacen los despistados y vuelven a llamar cada dos por tres, a veces con diferentes números, que luego investigo en esas páginas de internet que ellos deben detestar, he obtado por la desconexión emocional total.

Ahora ya ni siquiera me molesto en atender el fijo, lo único que hago es ver los números por si es la familia, aunque todos los tengo en el móvil. El contestador automático me hace un gran servicio, a la cuarta llamada se acabaron los ruidos, si no lo tuviera serían por lo menos quince timbrazos, y eso cuatro o cinco veces al día descoloca a la más centrada.

Otro día hablaré de otros temidos personajes que van por las casas intentando engañar a las personas de una cierta edad. Ya esta bien de acosar a la gente normalita, porque no van a  los grandes a darles la charla, poque lo tienen imposible, antes de llegar a ellos tienen un ejército de sirvientes, y encima dicen que el dinero no da la felicidad, pero un poco de tranquilidad si que da.

Me he vuelto muy desconfiada, las veces que he bajado la guardia me la han pegado, el mundo se ha convertido en una selva dónde el más débil siempre será la victima.

Anuncios

Etiquetas:

10 comentarios to “Tengo una fobia”

  1. carlosdelfante Says:

    Me has hecho reír, Rosa. Lindo cuento

  2. Pepe Says:

    A un vecino le visitó una mujer de una compañía eléctrica explicándole que si se cambiaba a su empresa los precios serían más bajos porque no usaban intermediarios o algo así. Le pidió los datos e incluso sacó fotos a su DNI y, meses después, le vino una factura del copón.

    Menos mal que me da una pereza extrema abrir la puerta y descolgar el teléfono.

    • Una virgo lunática Says:

      A mí también me intentaron timar con lo mismo, pero en el último momento vi la luz, nunca mejor dicho.
      Un abrazo.

  3. Jvegag Says:

    Tal cual dices tú, nos pasa a todos.

  4. saricarmen Says:

    ¿Y realmente es importante que mantengas ese servicio, amiga? En todas partes se intenta abusar de la buena fe de las personas mayores. La realidad nos obliga a desconfiar, pero en una de tantas hasta podemos “caer” redonditos en algún cuento…
    ¡Un abrazo!

    • Una virgo lunática Says:

      Es imprescindible, ya que es parte esencial de otros componentes. Escribir es una manera de protesta.

  5. embajadadecachivaches Says:

    Escribir es gritar desde el silencio permanente. Que te oigan desde la soledad de las letras.
    Que te llamen y no atiendas es el mas osado acto de resistencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: