Archive for 19/01/17

Sutilmente

enero 19, 2017

dsc_0016

 

Me cuesta mucho escribir este texto, pero cada día tengo menos ganas de escribir nada. No sé cual será la razón, o quizás no la haya, pero las letras se me acumulan en mi mochila deseosas de estar prisioneras por algún tiempo, quisiera pensar que no sea para siempre.

A lo largo de mi experiencia bloguera he conocido o creído conocer personalidades muy distintas entre si, y eso te enseña mucho, pero te aleja de la confianza que puedas depositar en alguna de ellas. Para ser más clara, diría que ninguno de nosotros somos tal cual en la realidad como en la red.

Me he encontrado gente honesta, sencilla, también personas que piensas solamente con la parte debajo de la cintura, y cada día comer lentejas es un aburrimiento.

Conozco gente que tiene cientos de mal llamados amigos en las plataformas más importantes, y son incapaces de saludar a sus vecinos, todo una gran mentira.

Muchos dirán que yo también uso la red para quejarme en estos momentos, así es, procuro hacerlo de vez en cuando, eso me relaja y va dentro de la cuota que todos pagamos, y no me refiero solo al dinero, sino a la otra que se nos va entre los dedos.

Quizás mañana ya no esté aquí, haya hecho el tránsito último, ese del cual nadie se escapa, entonces puede que alguien me lea y se vea reflejado, ya que no creo ser rara, ni negativa, solo soy una persona que le gusta analizar todo aquello que se le pasa por su vista. Ahora entiendo cuando de pequeña me pasaba las horas mirando a un ejército de hormigas recogiendo las migajas de pan que se nos caían al suelo, para mí era un espectáculo maravilloso, todavía hoy cuando voy paseando y veo los nidos de hormigas siento nostalgia de mi ayer.

Hoy hace un día de puro invierno, el cielo está tomando  color rojizo, el sol se pone y la luna ya quiere ocupar su espacio, os dejo hasta quién sabe, ni yo misma lo sé.

Siempre que acabo un escrito lo leo para corregir y siempre me pasa lo mismo, no me reconozco, no creo que sea yo la que ha escrito esto, ya que ya estoy preparando otro mini relato para la semana que viene. Estoy segura que es ella otra vez, me persigue y seduce sutilmente con su única arma llamada inspiración.