La otra orilla

DSC_0294

 

Cada noche recuerdo nuestra playa

nuestros baños a la luz de la luna

solo ella allá en lo alto nos observaba

y con nosotros la muy tunante se bañaba

 

Ahora tú ya no estás a mi lado

te marchaste sin un adiós

decidiste cruzar tú solo la orilla

y me dejaste roto el corazón

 

Algún día estaré a tu lado para siempre

y sin necesidad de equipaje

mis palabras serán las que me lleven

a la otra orilla del río de la muerte.

 

 

 

 

 

Anuncios

Etiquetas:

5 comentarios to “La otra orilla”

  1. marimarponce Says:

    Tan bonito como triste. Es un lujo leerte. Besos a tu alma.

    • Una virgo lunática Says:

      Gracias por tu visita Marimar. Tienes un nombre precioso, quizás no sea el tuyo real, siempre me gustó, sólo he conocido una Marimar en mi vida terrenal y ahora el tuyo en esta otra vida paralela.
      Saludos reales.

  2. embajadadecachivaches Says:

    Quisiera decirte que no me sorprendes, que de tanto leerte, te convertiste en un buen pasatiempo.
    Quisiera decirte nimiedades y aunque suponiendo que esas nimiedades fueran verdades del momento, siempre,, contigo, siempre, me quedo corto.
    Entonces vuelvo a vos como el primer dìa, y descubro que debo volver a descubrirte.
    Y me recuerdo que mas de una vez, (aqui yo me quedo sin sorpresas) te he escrito que tal o cual posteo, estè entre los mejores de los leìdos en tus paginas.
    Y me repito, este es hermoso, sentido, confesional, engañosamente ligero.
    Qusiera tener 16 años otrta vez, volver a enamorarme de aquella compañera de banco y robar tu poema para mostrarle de que voy.

    “Algún día estaré a tu lado para siempre

    y sin necesidad de equipaje

    mis palabras serán las que me lleven

    a la otra orilla del río de la muerte.”

    Solo esas cuatro estrofas justifican un agujerito en el corazòn.

    • Una virgo lunática Says:

      Me perdonarás pero te voy a comentar hablando del tiempo,(últimamente lo hago bastante) llevamos mas de cien días con calores tropicales y sin apenas lluvias, por lo menos en mi zona.

      Como decía en uno de mis últimos escritos, estoy seca de ideas, y me voy por el camino fácil y así llegar a algún generoso corazón.

      Estos días he tenido amistades mucho más jóvenes que yo, que han partido hacia la otra orilla de río y eso hace reflexionar sobre la vida y la muerte, ya que siempre van unidas hasta el último día.

      Gracias por tu valioso tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: