Su juguete preferido

DIGITAL CAMERA

DIGITAL CAMERA

 

Era una mujer de mediana edad, tenía un problema, se podría decir así, era adicta al sexo y todavía no lo sabía. Su vida era parecida a la de las demás, casada con hijos mayores, un matrimonio que entra en lo que se llama tradicional, todo con una perfección que no era tal.

Un día se dio cuenta, cuando vino un amigo de su hijo, el  tendría unos 25 años, que sentía una atracción especial cuando lo veía se le disparaba el corazón y empezaba a sudar, no sabía bien su reacción o no quería saberlo. El joven era todo lo que una mujer puede desear, y además en la mejor edad, incluso parecía que el también se sentía atraído por ella. Podía ser su madre, pero nadie lo diría, era mujer de gimnasio, nadadora de siempre, tenía un cuerpo estupendo y una experiencia de años, aunque solamente con su marido, pues se casó muy joven. Ella ya había tenido reacciones parecidas, pero por respeto a su marido no quiso ni pensar, pero ahora su vida sin saber como le pedía que tenía que coger este último tren.

Pasó lo que ya era imposible de parar, un día quedaron a tomar un café y directamente se fueron a un hotel. Ella, lo único que le preocupaba, era que su marido y sus hijos no se enteraran, a el joven le daba lo mismo, no tenía escrúpulos, ella le daba todo lo que el le pedía,  y él a ella igual, que más podía pedir, encima ella pagaba todo y le daba un dinero extra.

Ella, solo vivía para el sexo, ya no tenía bastante con uno, necesitaba más, tenía dinero y no habría problema para ir a una agencia de chicos que hicieran servicios, pero en ese momento él era su juguete preferido.

En su casa todo seguía  con su rutina, su marido estaba ya para poco trote, y sus hijos cada uno a lo suyo, vivían juntos, pero eran bastante independientes los unos de los otros, incluso ella se iba de vacaciones con sus amigas, a su marido no le gustaba salir. Ella siempre pensó que su marido sabía más de lo aparentaba, pero ya le iba bien, los matrimonios que están unidos por intereses siempre suelen durar más.

Cada día necesitaba más sexo, el amigo de su hijo le dijo un buen día que ya no se verían más, que tenía que hacer su vida. Ella le acosaba diciéndole que no la podía dejar hasta que ella quisiera, que hiciera su vida, pero cuando ella lo necesitara tenía que estar a su disposición, había invertido mucho en él para que ahora la dejara tirada. El joven le dijo que si no le dejaba en paz se lo diría a su hijo, y eso no le convenía. Ella se puso furiosa, intentó disimular y quedó con él en una cafetería lejos del entorno familiar.

Ella le dijo que le entendía y que estaba de acuerdo en dejarle ir, pero que como iba a ser la última vez, la quería pasar con él y le llevaría a un hotel de la máxima categoría, quería despedirse de él como se merecía. Así fue, llegaron al hotel, ella siempre iba con pelucas y  súper maquillada para que no la conocieran, en la vida real no se maquillaba e incluso iba muy sencilla, todo diferente a la transformación que hacía cuando quería sexo. Una vez hubieron acabado de saciar su necesidad, más ella que él, le dijo que quería tener unas fotos de él como recuerdo, irían a un sitio especial que ella sabía, él le dijo que le parecía bien. Subieron al coche que conducía ella y se dirigieron al lugar, una vez allí, era un sitio solitario no había nadie, era un día de cada día, cuando llegaron arriba de todo, dejó el coche aparcado a unos metros de un mirador excelente, había una altura considerable y el mar al fondo. Le hizo poner al filo del precipicio porque decía que saldrían mejor las fotos, una vez allí, en un descuido del joven buscando la posición para la foto, ella se avanzó le dio un empujón y cayó al vacio, por lo menos habían cien metros, imposible que quedara vivo. Miró bien para abajo, y allí estaba su cuerpo entre las rocas, con un poco de suerte con la marea se  lo llevaría para adentro.

Regresó a su casa y acabó el día con toda normalidad. Al cabo de unos días su hijo le dijo que estaban muy preocupado por su amigo, que no sabían donde paraba, ella le dijo que no se preocupara que los jóvenes a veces hacían esas cosas.

Un buen día su hijo trajo otro amigo a casa, se lo presentó a su madre, y ella supo que volvería a tener otro juguete.

 

Anuncios

Etiquetas:

12 comentarios to “Su juguete preferido”

  1. Johan Cladheart Says:

    ¡Vaya! Nunca más presentaré a mi madre a ningún amigo.

  2. Romeo Paredes Says:

    OMG que historia.

  3. carlosdelfante Says:

    Siniestro tema el de la perfidia mujeril de tu historia… No sé lo que me gustó más, si la playa al fondo o la trama del cuento.
    Mis saludos de siempre, Rosa

  4. Ana Fernández Diaz Says:

    Hay señoras maduras un poco exageradas!! Mira que tirarlo por el precipicio, con lo fácil que sería encontrar otro!!!

    • Una virgo lunática Says:

      La cuestión es que ella quiere borrar cualquier rastro y empezar de nuevo, además no tiene problema en seducir…

      Las cosas no son tan simples como tú crees, eres demasiado buenaza…

  5. Una virgo lunática Says:

    Ella se lo tiró de las dos maneras….

  6. embajadadecachivaches Says:

    Toda buena historia, no siempre es buena por la historia contada en si mismo. Cuando un humano tropieza en la calle y da con toda su humanidad culo al piso, lo que nos causa gracia es la incompostura del cuerpo que cae. La deshumanizacion. El desparramo sin control. Claro que siempre la historia serà la del pobre diablo que se diò de bruces.
    Estas historias tuyas, tienen el meandro de la situaciòn cotidiana, que nos identifica, pero tienen la vuelta de tuerca que nos harà sonreir desde la sorpresa posible, plausible y porque no nuestra, aunque nos sintamos incòmodos y moralmente pongamos distancia.
    El pàjaro agorero sobre nuestro hombro nos dice al oìdo, rìete, etremècet y olvida toda compostura.

    • Una virgo lunática Says:

      Esta historieta la he inventado imaginándome a cierta persona de mi alrededor, que veo como su propia vida es una fabulación, pero ella es feliz así, hay personas que se conforman con poco.

      Hoy por fin llueve y hace frío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: