Archive for 30 enero 2016

El dulce de tu boca

enero 30, 2016
DIGITAL CAMERA

DIGITAL CAMERA

 

Solo deseo que llegue la noche

para encontrarme en tus brazos

sentir latir corazón con corazón

y escuchar tu agitada respiración

 

Que me susurres un te amo

y me des un beso apasionado

me mires sin decir nada

y te hagas dueño de mi alma

 

Tu cuerpo roce mi cuerpo

tu fuego encienda mi brasa

mis sentimientos a flor de piel

y tus besos con sabor de miel

 

El dulce de tu boca me vuelve loca

mis razones pierden su cordura

no quiero volver a ser cuerda

si mi adicción es quererte con locura.

 

Anuncios

Ciudades sin esquinas

enero 26, 2016
DIGITAL CAMERA

DIGITAL CAMERA

 

Me gustan las ciudades sin esquinas

donde el viento no encuentra barreras

allá dónde el otoño es siempre primavera

y el sol y la luna comparten mareas

 

Me gustan las palabras cuando bailan

y se enlazan y abrazan tiernamente

como lo harían dos enamorados

embriagados  bajo el sol de poniente.

 

Dejarnos llevar

enero 23, 2016

DSC_0789

 

Gracias por tus gratos comentarios

convertidos en versos improvisados

y por tus sabios y cálidos consejos

en mis momentos de tristeza y debilidad

 

Gracias por dejar que me acerque a ti

y traspasar esa barrera imaginaria

en la cual te cruzaste en mi camino

o quizás me cruce yo en el tuyo

 

Creo que el culpable ha sido el destino

contra eso poco podemos hacer

solamente dejarnos llevar donde él quiera

y creer que en el alma de la poesía

no hay sitio para la quimera.

Las Cookies

enero 21, 2016

DSCN0015

 

Siempre me han gustado las galletas, pero hay algunas que se me atragantan muchas veces. Los más modernos las llaman Cookies, menuda chorrada que diría mi vecino, pero hay que estar con los tiempos, eso dicen los entendidos como el Dr. Liendre, que de todo sabe y de nada entiende.

Resulta que el otro día hubo pesada familiar, que es lo mismo que pesarnos uno a uno para comprobar los kilos de más que hemos acumulado estas fiestas, pesarnos todos juntos de momento es imposible hacerlo en casa, y aunque nos llevamos bien, cada uno que cargue con lo suyo.

No me quiero desvíar del tema, o sea que vamos al grano. Estuve mirando por internet bicicletas estáticas reclinables, ya que la edad no perdona, además las he probado en el gimnasio. Dejé de ir al gimnasio por varios motivos, uno de ellos es las colas para pillar una bicicleta reclinable, de esta manera la usaré cuando quiera, y no tendré que limpiar los sudores de los demás, que ese es otro tema  que tocaré más adelante. Hay una gran variedad de modelos y precios, miré bastantes sitios y al final se la he comprado a un vecino que tiene una tienda de bicicletas, y hay que dar vida al pueblo. De todas formas me ha ido muy bien, ya que encontré la que se ajustaba a mi presupuesto y fuí hasta con el modelo que me interesaba.

Hasta ahí todo normal, ahora viene lo bueno, resulta que me meto en cualquiera de los foros a los que estoy acostumbrada y las bicicletas me persiguen. Pensé que sería casualidad (que ingenua), es como si todas las bicicletas hicieran competición para ver quién me alcanza antes.

Ahora seré más precavida, ya que me gusta buscar información para mis relatos de terror, pues cuando empecé hace más de ocho años en internet, y no sabía nada de nada, cada vez que escribía un relato donde había muertos, me aparecían coronas funerarias y ataudes por estrenar, era una pasada.

Ha llegado la hora de merendar, voy a tomarme un café con leche y unas galletas Marías de toda la vida.

Necesito tus mentiras

enero 20, 2016

DSC_0347

 

Miénteme pero dime que me quieres

que volverás a mi vida como antes

que tus versos serán como afilados cuchillos

pero no lastimarán mi carne

 

Miénteme por favor te lo suplico

no te cuesta ningún esfuerzo

tú sabes muy bien como hacerlo

y sabes que yo me dejo

 

Miénteme y deja que siga soñando

soñar no me puede hacer daño

ni siquiera tus versos dañinos

jamá lo han conseguido

 

Miénteme como lo hacías antes

envolviendo tus palabras en veneno

al cual tengo una gran adicción

y sin el por ti yo muero.

¿Quieres ser mi enemigo?

enero 16, 2016

DSC_0224

 

Por fin ha llegado el invierno, ya estamos a 16 de Enero del 2016, días atrás hacía una calor nada habitual, pero las cosas se van poniendo en su sitio, yo necesito también poner las mías en el suyo.

Acabo de pasarme por una red social de la que soy miembro y he estado haciendo limpieza, queda un poco feo cuando se trata de personas, pero no puedo perder mi tiempo, ni que nadie lo pierda conmigo,  si no tenemos algo en común cada uno por su lado y todos tan contentos, por lo menos eso pienso.

Solo tengo veinte conocidos, amigos es otra cosa, nunca tuve más de cincuenta, de los veinte solo conozco personalmente a diez.  No quiero criticar a nadie, cada uno en su casa sabe lo que pasa, pero en la mía mando yo.

Sé que este escrito no gustará a muchos, pero yo no me meto en sus gustos. Me he cansado de ver zapatos, animalitos de todas clases, frases repetidas mil veces y nunca propias del que las publica, y no digamos las invitaciones a jugar de todo tipo, o accidentes y busqueda de personas, que en realidad son timos o enlaces inmorales infectados.

Debe ser la edad que no perdona y me hace más selectiva en mi manera de perder el tiempo.

Me parece que me estoy buscando enemigos, que no amigos desconocidos. Sería una buena idea poner un sitio dónde se pudieran inscribir los enemigos, por lo menos tendríamos temas que discutir. Bastante me cuesta entender a mis amigos de verdad, y que ellos me entiendan a mí, que entender a personas totalmente desconocidas, que seguramente no tengamos nada en común.

Mi afición es escribir relatos cortos y poesía, también leer a los que me leen, es un intercambio de sensaciones, eso hace sentirme bien, ya que nos une la imaginación de crear situaciones a veces terrenales y otras espirituales.

Por hoy ya está bien, mañana quizás más. Escribir estas líneas no han sido fáciles, pero me abren una ventana al exterior, de la cual nunca debí apartar mi vista.

Busco tus ojos

enero 15, 2016
DIGITAL CAMERA

DIGITAL CAMERA

 

Busco tus ojos en el ayer de los recuerdos

aquellos que una vez se cruzaron con los míos

que me hablaron sin censura de tentaciones

que llenaron mi vida de nuevas sensaciones

 

Busco tus ojos en la cálida arena de mi playa

allí donde inventamos historias increíbles

donde nos amamos sin rozarnos la piel

en el amanecer y también en el anochecer

 

Pero sólo encuentro un mar de añoranzas

sueños imposibles en el oasis de las palabras

siempre me quedará mi fascinante luna llena

ella me es fiel y siempre estará a mi vera.

 

Su juguete preferido

enero 14, 2016
DIGITAL CAMERA

DIGITAL CAMERA

 

Era una mujer de mediana edad, tenía un problema, se podría decir así, era adicta al sexo y todavía no lo sabía. Su vida era parecida a la de las demás, casada con hijos mayores, un matrimonio que entra en lo que se llama tradicional, todo con una perfección que no era tal.

Un día se dio cuenta, cuando vino un amigo de su hijo, el  tendría unos 25 años, que sentía una atracción especial cuando lo veía se le disparaba el corazón y empezaba a sudar, no sabía bien su reacción o no quería saberlo. El joven era todo lo que una mujer puede desear, y además en la mejor edad, incluso parecía que el también se sentía atraído por ella. Podía ser su madre, pero nadie lo diría, era mujer de gimnasio, nadadora de siempre, tenía un cuerpo estupendo y una experiencia de años, aunque solamente con su marido, pues se casó muy joven. Ella ya había tenido reacciones parecidas, pero por respeto a su marido no quiso ni pensar, pero ahora su vida sin saber como le pedía que tenía que coger este último tren.

Pasó lo que ya era imposible de parar, un día quedaron a tomar un café y directamente se fueron a un hotel. Ella, lo único que le preocupaba, era que su marido y sus hijos no se enteraran, a el joven le daba lo mismo, no tenía escrúpulos, ella le daba todo lo que el le pedía,  y él a ella igual, que más podía pedir, encima ella pagaba todo y le daba un dinero extra.

Ella, solo vivía para el sexo, ya no tenía bastante con uno, necesitaba más, tenía dinero y no habría problema para ir a una agencia de chicos que hicieran servicios, pero en ese momento él era su juguete preferido.

En su casa todo seguía  con su rutina, su marido estaba ya para poco trote, y sus hijos cada uno a lo suyo, vivían juntos, pero eran bastante independientes los unos de los otros, incluso ella se iba de vacaciones con sus amigas, a su marido no le gustaba salir. Ella siempre pensó que su marido sabía más de lo aparentaba, pero ya le iba bien, los matrimonios que están unidos por intereses siempre suelen durar más.

Cada día necesitaba más sexo, el amigo de su hijo le dijo un buen día que ya no se verían más, que tenía que hacer su vida. Ella le acosaba diciéndole que no la podía dejar hasta que ella quisiera, que hiciera su vida, pero cuando ella lo necesitara tenía que estar a su disposición, había invertido mucho en él para que ahora la dejara tirada. El joven le dijo que si no le dejaba en paz se lo diría a su hijo, y eso no le convenía. Ella se puso furiosa, intentó disimular y quedó con él en una cafetería lejos del entorno familiar.

Ella le dijo que le entendía y que estaba de acuerdo en dejarle ir, pero que como iba a ser la última vez, la quería pasar con él y le llevaría a un hotel de la máxima categoría, quería despedirse de él como se merecía. Así fue, llegaron al hotel, ella siempre iba con pelucas y  súper maquillada para que no la conocieran, en la vida real no se maquillaba e incluso iba muy sencilla, todo diferente a la transformación que hacía cuando quería sexo. Una vez hubieron acabado de saciar su necesidad, más ella que él, le dijo que quería tener unas fotos de él como recuerdo, irían a un sitio especial que ella sabía, él le dijo que le parecía bien. Subieron al coche que conducía ella y se dirigieron al lugar, una vez allí, era un sitio solitario no había nadie, era un día de cada día, cuando llegaron arriba de todo, dejó el coche aparcado a unos metros de un mirador excelente, había una altura considerable y el mar al fondo. Le hizo poner al filo del precipicio porque decía que saldrían mejor las fotos, una vez allí, en un descuido del joven buscando la posición para la foto, ella se avanzó le dio un empujón y cayó al vacio, por lo menos habían cien metros, imposible que quedara vivo. Miró bien para abajo, y allí estaba su cuerpo entre las rocas, con un poco de suerte con la marea se  lo llevaría para adentro.

Regresó a su casa y acabó el día con toda normalidad. Al cabo de unos días su hijo le dijo que estaban muy preocupado por su amigo, que no sabían donde paraba, ella le dijo que no se preocupara que los jóvenes a veces hacían esas cosas.

Un buen día su hijo trajo otro amigo a casa, se lo presentó a su madre, y ella supo que volvería a tener otro juguete.

 

El sicario

enero 11, 2016
DIGITAL CAMERA

DIGITAL CAMERA

 

Eran las 7 de mañana acababa de sonar el despertador, se levantó sin rastro de pereza, sabía que ese día tenía un trabajo por hacer y quería estar relajado y preparado como siempre. Se preparó el desayuno, siempre lo mismo, zumo de naranja, dos huevos fritos acompañados de beicon y su café bien fuerte, no fumaba, llevaba una vida muy metódica y se cuidaba al máximo, no podía tener errores, no se lo permitirían, su error se pagaría con su muerte.

Vivía en una zona de apartamentos muy concurrida, el ir y venir de gentes le hacía invisible para los demás, eran apartamentos de alquiler y no había amistades, cada uno iba a lo suyo, de todas maneras cada cierto tiempo cambiaba de lugar, en un año podía estar en 3 o 4 sitios diferentes, no tenía familia, nunca quiso comprometer su vida ni poner en peligro a su entorno.

Se dirigió al aeropuerto para coger el vuelo que le llevaría a su destino. Eran dos horas de vuelo, esa mima noche regresaría a su apartamento y luego se tomaría unas vacaciones, llevaba muchos años haciendo su trabajo y ya estaba cansado de matar gente, tenía pensado retirarse y comenzar una nueva vida, todavía estaba a tiempo, tenía 40 años y estaba en un buen momento económico y de salud para poder hacerlo.

El transcurso del vuelo fue perfecto y sin incidentes. Llegó al hotel de 5 estrellas, como siempre se instaló con una identidad falsa, tenía muchas, sus conexiones se las proporcionaban, trabajaba para los poderosos al más alto nivel.

Nada más instalarse en su habitación sonó su móvil, era su contacto dándole instrucciones para cometer su asesinato. La persona elegida era un político, que estaba subiendo demasiado y no interesaba por sus ideas demasiado progresistas y cercanas al pueblo.

Ya tenía toda la información, ahora solo le quedaba ejecutar. Tenía horarios y todo lo necesario para realizar su trabajo, no dejaba de ser un trabajo más, sobre sus espaldas habían empresarios, políticos, casi siempre gente de alto nivel, el era uno de los mejores sicarios del momento.

El político tenía que dar una conferencia en un organismo oficial, el tenía que ejecutarlo antes de que fuera a dar su discurso. Estaba alojado en el mismo hotel en la planta de abajo, ya tenía su numero de habitación, solo quedaban los detalles. El político llevaba de acompañamiento un grupo de 5 personas, 2 secretarias,1 relaciones públicas y dos consejeros que hacían las tareas más cotidianas, no llevaba protección, pues no estaba en el punto de mira, eso se pensaban, pero las cosas casi siempre son distintas.

El sicario nunca sabía quién mandaba ejecutarlo, pero siempre es lo mismo, las personas más cercanas son los que decidían las vidas de sus victimas, o bien por celos profesionales, amorosos o simplemente porqué les estorban para sus planes.

Llegó la hora y preparó su pistola, siempre la lleva desmontada y camuflada, ni siquiera una vez que le registraron la maleta pudieron dar con ella, por eso le pagaban más que a nadie, era el mejor en lo suyo con diferencia.

Cuando tuvo todos los movimientos controlados y el político se estaba duchando y no había nadie más en su habitación entró sin dificultad, no había cerradura que se le resistiera y menos la de los hoteles. Entró y escuchó la radio de fondo, pensó que era mucho mejor aunque la pistola llevaba silenciador, nunca se sabe como puede salir la cosa, aunque en toda su vida jamás había fallado. La puerta del baño estaba entre abierta, sigilosamente miró y vio que estaba de espalda, entonces sin pensarlo ni un segundo disparó en la cabeza, en el momento que se iba a dar la vuelta cayó fulminado, medio cuerpo quedó fuera de la ducha mirando hacia él, en esos momentos pareció reconocerlo, se acercó y se dio cuenta que era un amigo de la infancia, que hacia años no sabía nada de él, de joven iba para abogado pero perdieron contacto, puesto que el sicario por su vida no quería establecer amistades.

Quedó un momento aturdido, miro su documentación para asegurarse si era él, llevaba una foto en la cartera con una mujer y dos niños, y supuso que era su familia. Pero sabía que algún día esto le podía pasar. Salió de la habitación tal como entró sin que nadie lo viera y se dirigió a la suya, tenía que marcharse enseguida, ya había pedido la cuenta y solo tenía que pagar y largarse de allí. Así lo hizo, en vez de coger un taxi fue en metro, para no dejar pistas por si acaso, pero sabía que nunca lo encontrarían.

Con el tiempo dejó su trabajo, pero siempre había alguien que quería sus servicios, esta vez trabajaría por su cuenta. Estaba muy bien infiltrado y pudo descubrir quien mandó matar a su amigo de la infancia. No se llevó ninguna sorpresa, su instinto le decía que tenía que estar en su entorno, y así fue. Era su propio suegro, el que al ver que no podía controlarlo decidió eliminarlo.

Ahora el suegro de su amigo era su próxima victima, sería la primera vez que nadie le diría a quien tenía que matar. Volvió a sonar el despertador, eran las 7 en punto como siempre cuando tenía que ejecutar a alguien, esta vez lo haría gratis, pero su satisfacción sería enorme. Las amistades de la infancia unen mucho, pero siempre le quedaría la duda de que si hubiera sabido que era su amigo, le hubiera perdonado la vida o no, su pregunta nunca tendrá respuesta.

El teatro de la vida

enero 10, 2016
DIGITAL CAMERA

DIGITAL CAMERA

 

Hoy empieza un nuevo día en nuestra vida

Como casi siempre a la misma hora se levanta el telón

luces de neón nos alumbran nuestros gestos

la función está a punto de empezar

 

Podremos dar amor si deseamos

hacer sufrir si en verdad odiamos

convertir este día en el mejor de nuestra vida

o hacer que se convierta en una pesadilla

 

La función varía según los días y el público espectador

algunas veces de nuestra imaginación depende el argumento

otras veces nosotros somos las marionetas

pocas veces somos dueños de las letras

 

Pero todos estamos en el teatro de la vida

hay días que nos gustaría ser el protagonista

otras muchas veces pasar de puntillas

y en ciertos casos observar por la mirilla.