Archive for 24 agosto 2015

Atrapados

agosto 24, 2015

20150215_113617

Hoy ha sido un día para no repetir, y encima soportando la ola de calor, que no se va ni a la de tres. Añoro los días grises y las gotas de lluvia haciendo carreras por los cristales de la ventana, siempre me han parecido espermatozoides corriendo a ver quién es el primero en fecundar un óvulo.

De buena mañana me han llamado al teléfono fijo, ya que el móvil lo conecto después de desayunar, allá por las nueve más o menos. Era un número larguísimo, y cómo no he querido prenderlo,(he usado este verbo, ya que coger quiere decir otra cosa, y esto lo leen mis amigos del sur, antes lo ponía siempre, hasta que una amiga me avisó), por si acaso he de pagar la mitad, o era una promoción de cualquier cosa, me han dejado un mensaje.

Da la casualidad que han dicho mi nombre en diminutivo, y nadie me llama así, descontando dos personas que si lo hacían y ya no están en este barrio, por lo tanto ellas no son, ojalá hubiera teléfono en el más allá.

La cuestión es que no sé quién es, es de un país sudamericano, parece una abuelita por su hilo de voz, y ya no sé nada más. Ha dejado un mensaje diciendo que volverá a llamar, me veré obligada a contestar, me lo pensaré, ya que estoy bastante harta de recibir llamadas que no van para mí, ya que ayer me llamaron al móvil varias veces y cómo no estaba en mi agenda, tampoco contesté.

Por no decir lo que me pasa en mi tablet, resulta que cada vez que quiero entrar en un blog que tengo de un país sudamericano, (me encanta el sur y los de allí),me bloquean mi tablet diciendo que he ganado un sorteo de no sé qué, ya que no dan muchas explicaciones, sólo les interesa que pulse OK, pues van listos, yo no pulso esa tecla, si no es delante de mi abogado.Pero ya encontré la solución, desconecto totalmente mi tablet y vuelvo a empezar, incluso estoy aprendiendo a esquivarlos, hay un refrán que dice: la necesidad agudiza el ingenio, que verdades dicen los refranes.

Se me olvidaba mis problemas con mi ordenador, se me han metido unos bichejos de nombres muy raros, dicen que son virus, pero yo creo que son como unas garrapatas, quieren chuparte toda tu energía, ya que la sangre no pueden. De ellos me encargaré más tarde, haré servir mis poderes, no saben la que les espera.

Para acabar el día, me pican a la puerta dos hombres muy bien vestidos, eso ya me hace desconfiar, me figuro que vienen de alguna compañía, efectivamente, preguntan por los dueños, y les digo que están de viaje indefinido y que yo soy la mujer que le riega las plantas, y los he enviado a tomar el fresco.

Ahora desconectaré todo y me sentaré a contemplar la luna llena y las estrellas, esta noche quiero más que nunca disfrutar de la naturaleza, sin querer nos han convertido en ratones de laboratorio, y quieren controlar cualquier movimiento, nunca se lo habíamos puesto tan fácil.

Pero mañana volveré a tener todo conectado, gracias a las nuevas tecnologías he podido desahogarme y quizás alguien me lea y se sienta identificado, ya que todos los que navegamos por la red estamos atrapados.

Un mar de dudas

agosto 21, 2015
DIGITAL CAMERA

DIGITAL CAMERA

Nunca sabremos si hay verdad en nuestras letras
pero siempre encontraremos en ellas
ese punto de incredulidad
y ese otro de autenticidad

Los dos puntos unidos
formarán un mar de dudas
dónde la luna saldrá de día
y el sol en la noche sombría

Las letras se seguirán enlazando
formando un laberinto de sensaciones
irán y vendrán cuando queramos
solo tendremos que desearlo.

Ningunear

agosto 16, 2015

20150329_122742

Esta tarde estamos a 31º a la sombra, resistimos como podemos esta ola de calor, pero pensando en los que trabajan duro, lo mío no es nada, aunque años atrás pasé por lo mismo, ya que llegué a trabajar siete meses seguidos sin un día de fiesta, eso sí que era aguante, pero la situación lo requería.

Quiero comentar un verbo, el de ningunear. El diccionario dice que es menospreciar a una persona, no hacerle caso o no tomarla en consideración.

Así me he sentido yo por un grupo de personas concreto, que quizás se han creído que estaban por encima del bien y del mal, cuando en realidad como mucho estaban a mi altura.

Nunca he soportado el peloteo, eso ha sido perjudicial para que me tomaran en consideración, pero siempre me he sentido libre y eso tiene un precio.

Hay un refrán que dice que la ignorancia es muy atrevida, lo he podido comprobar en estos años, pero he preferido omitir muchos comentarios impertinentes e infundados, sobre temas que aunque no eran de vida o muerte, pueden herir lo mismo que un arma afilada. Lo peor de todo es que predican sin dar ejemplo, que fácil es opinar sin saber de lo que se habla, lo que les pasa es que los árboles no les deja ver el bosque.

No toda persona bien vestida y con aparentemente buenos modales es mejor que otra que por su estética ya deja de ser de su rebaño. He conocido personas con piel de cordero, que son lobos depredadores y su objetivo es no dejar pasar a ningún cordero con matices, los quieren todos iguales, ya que nada más pueden destacar ellos y ellas, ya que aquí los dos sexos van con paridad, esa de la que tanto hablan.

Podría decir muchas cosas más, pero esas me las quedo para mí, ya que el saber es poder, y siempre es bueno tener un as en la manga, ya que ellos/ellas también tienen sus debilidades.

No sé si entenderán este escrito, ya que el calor es muy perjudicial para la salud, si alguien se siente identificado puede estar tranquilo, ya que todo es producto de mi imaginación.

Un bolero bajo la luna

agosto 8, 2015
DIGITAL CAMERA

DIGITAL CAMERA

Estábamos en plena ola de calor, y eran las siete de la mañana, siempre tengo la radio a mi lado, y antes de levantarme escucho las últimas noticias. Esta vez había poco cambio desde la noche anterior, el calor era lo más relevante. Entonces empecé a buscar emisoras que me interesaran, y encontré una en la cual conversaban de todo un poco. Era un matrimonio que contaba su vida, ya llevaban cincuenta años casados.
A lo primero no le di importancia, pero luego me enganchó de tal manera, que era como si todo lo que contara ese matrimonio yo lo hubiera vivido en tercera persona, suena raro pero es así tal cual lo cuento.

Según iban contando, yo sabía con anterioridad lo que iban a decir, estaba alucinando, pensé que estaba soñando, pero estaba muy despierta, incluso me levanté y me serví un baso de agua para despejarme.

Volví a la cama y seguí escuchando, estaban conversando entre ellos, la locutora sólo comentaba muy de vez en cuando, de lejos se oía un bolero, ya que el matrimonio era muy aficionado a esta música, y dicen que así es como habían vivido su amor, entre boleros. Me parecía todo fascinante, en si no decían nada más lo que ellos habían vivido, pero yo no entendía porqué yo lo sabía un instante antes que ellos lo narraran. Incluso sabía el final, pero me negaba a escucharlo, era demasiado trágico.

Pero pasó, entonces la locutora se empezaba a despedir de los oyentes, cuando dijo que esta entrevista había sido gravada hacía dos años y que hoy al cumplirse la fecha, habían querido homenajear al matrimonio fallecido en un accidente de tráfico.

Me quise enterar de que emisora se trataba, ya que empecé a escuchar la entrevista al poco de empezar, no pude encontrar dicha cadena, ni ningún homenaje a nadie, ni a ninguna locutora que tuviera algo que ver con esa entrevista, no existia nada de lo que había escuchado.

Pasé días enteros buscando en internet entrevistas a matrimonios que hubieran celebrado los cincuenta años de casados, nada de nada, al final lo dejé por imposible, pero yo sé que existe, quizás no en este plano terrenal, pero sí allí donde la realidad y la ficción son como dos amantes, que no pueden estar juntos, pero tampoco separados, seguro que en este momento están bailando bajo la luna, uno de sus apasionados boleros.

Un cálido recuerdo

agosto 1, 2015
DIGITAL CAMERA

DIGITAL CAMERA

No sé como empezar este poema
ni que imagen postearé
me dejaré llevar por la nostalgia
de aquello que nunca pudo ser

Las piedras siempre me han gustado
esta foto lo deja muy claro
cuantas historias han vivido
y secretos han guardado

Fue una tórrida tarde de verano
dónde el calor era puro fuego
yo me dejé llevar de la mano
y ahora es un cálido recuerdo.