Archive for 22 octubre 2014

La bolsa y mi pequeño universo

octubre 22, 2014

DIGITAL CAMERA

Nunca pensé que estuviera escribiendo estas líneas, siempre me imaginé una vida simple y terrenal alrededor de mi pequeño universo, pero las nuevas tecnologías han invadido nuestro espacio y nos han hecho participes de ellas, de lo contrario quedamos al margen de un mundo virtual dónde todo está en el aire y deja de ser palpable.

Los pequeños ahorradores que hemos sobrevivido a preferentes, deudas subordinadas y otras artimañas, nos encontramos de todas formas en sus manos y hacen con nuestro dinero todo lo que les viene en gana.

Ahora nos meten en la bolsa, ya que no nos dan casi nada, por lo que antes aún podías pagar algún recibo de luz y agua, y te dicen que eso es lo mejor para tus trabajados ahorros. Tú insistes en que no quieres riesgo ninguno y sin saber como sales de allí metido en un juego demasiado peligroso para la mayoría de mortales.

Cuando he llegado a casa, y he podido reflexionar, hubiera querido volver allí corriendo como una posesa y liar la de Troya, pero como no quiero ser tan mal pensada he decidido dar una tregua a una batalla que seguro tengo perdida, estoy segura que he sido hipnotizada ya que el comercial no dejaba de mirarme fijamente a los ojos.

Ahora me he convertido en una fanática de la bolsa, cada día mirando como van mis ahorros. Si el que manda en Europa se resfría baja la bolsa, si hay un virus mortal también, si hay fusiones lo mismo, y otras muchas cosas más que no están a nuestro alcance.

En Twitter he empezado a seguir a todos los entendidos en la bolsa, ya se que si dijera la cantidad que he puesto es ridícula para muchos, pero no quiero que un solo euro vaya a donde yo no iría con el dinero de los demás.

He hablado con mis amistades y también están metidas en lo mismo, lo único bueno es que puedes recuperar cuando dejes de perder, aunque para ser justa hay que dejar un tiempo prudente, y quizás si tienes suerte ganas algo, pero de momento tengo un cabreo de los gordos.

Además todos se han puesto de acuerdo para no hacerse la pascua entre ellos, nosotros los de abajo siempre seremos sus títeres.

Me he quedado la mar de a gusto escribiendo, ahora me voy a poner mi delantal y a seguir con mis tareas, esas que me devuelven a mi mundo y hacen que mi familia disfrute del placer de la comida, todo no van a ser malos tragos.

Anuncios

Camino de lobos

octubre 20, 2014

DSC00062

Una manada de lobos es un grupo organizado de acuerdo a una estricta jerarquía social, esto es más o menos lo que ponen en los libros, pero dejemos volar la imaginación y pensemos más allá de lo conocido.

En todos sitios (grandes ciudades, pueblos pequeños) hay manadas de lobos, unos ejercen el poder y otros ejecutan órdenes.

Los hay que llevan una aparente vida normal para no levantar sospechas, pero si los observas día a día, notas que sus vidas no son como la tuya. Suelen ser muy amables y procuran pasar desapercibidos, pero no acuden a sitios frecuentados por lobos que no sean de su manada.

A mí me gustan los lobos, pero los que te miran a los ojos, los que se camuflan con piel de cordero son los más feroces y atacan sin miramiento, con el único fin de saciar su hambre.

Los hay de toda clase social, se rodean de lobos de alta montaña, pero también de los arroyos, les une la misma causa, y eso les hace más feroces.

A veces ellos saben que tú sabes y te lo dicen con la mirada y si no les molestas te dejan en paz, pero si al lobo que ejerce el máximo poder no le gustas, no habrá sitio en que puedas refugiarte.

Dicen que a los lobos les gusta la luna de febrero y que aúllan para buscar pareja y comunicarse.

Me fascina el desconocido mundo de los lobos y a la vez tengo una sensación extraña, cómo si ellos me estuvieran observando mucho antes que yo me de cuenta de su presencia.

Este mes ha sido cuando se ha visto la luna más grande, seguramente los lobos de todo el mundo habrán aullado con más entusiasmo que en otras noches de oscuridad, pero no hay que relajarse, ellos pueden ver de noche.

Cómo no dispongo de una luna propia, pondré una imagen de un camino de montaña, ya que estoy segura que por allí los lobos acampan a sus anchas.

Mi teléfono dejó de sonar

octubre 2, 2014

DIGITAL CAMERA

Otra noche en vela, pensando que nunca hemos cruzado una mirada. Mañana será otro día gris y tendré que tirar de los puntos suspensivos, para subir al último tren que me llevará a ninguna parte.

Le dices a alguien que te volverá a ver, eso quiere decir que ya te ha visto antes.

Todo tiene su porqué, y el paraíso está a nuestros pies, no hace falta mirar hacia arriba.

Me gusta visitar el Monte Perdido, y así disfrutar de la soledad de un día de niebla. Soy así, tengo mis manías y nunca me gustó rimar.

Vivo entre las luces y las sombras y comparto calles sin esquinas, a veces me desoriento y me pierdo en medio del caos, pensando que allí puedo encontrarte, pero nadie puede hacerlo, eres hermético e inalcanzable.

A veces oigo las mentiras del viento que quieren conquistar la aurora que despierta en tu ciudad, dejando palabras colgadas y nunca dichas.

Dos fechas anuncian un antes y un después, la primera la entiendo, la otra también, pero mi imaginación dice que no voy por buen camino.

Mi teléfono dejó de sonar hace tiempo, pero siempre le acompaña una rosa recién cortada, es la pareja perfecta, se hablan sin decir nada.

Aquí ya es de noche y a las puertas del otoño, no creo que nunca compartamos estación, ya que allí ya debe oler a primavera, pero compartiremos letras, sentimientos y algo más, acabo de mirar por la ventana y aquí está la luna medio hecha pero igual de fascinante, de aquí unas horas la podrás contemplar, será la misma luna pero distinto lugar.