Archive for 31 diciembre 2013

Los números de 2013

diciembre 31, 2013

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2013 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Un tren subterráneo de la ciudad de Nueva York transporta 1.200 personas. Este blog fue visto alrededor de 4.300 veces en 2013. Si fuera un tren de NY, le tomaría cerca de 4 viajes transportar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

Anuncios

2012 in review

diciembre 31, 2013

The WordPress.com stats helper monkeys prepared a 2012 annual report for this blog.

Here’s an excerpt:

4,329 films were submitted to the 2012 Cannes Film Festival. This blog had 17,000 views in 2012. If each view were a film, this blog would power 4 Film Festivals

Click here to see the complete report.

Amigas para siempre

diciembre 21, 2013

12045523_10206341742235912_2917986495589739659_o

Esta noche he tenido una pesadilla, ha sido horrorosa, me he despertado sudando, pero me acuerdo perfectamente de todo, ahora miraré de explicarme, no quiero confundir la realidad con la ficción, o viceversa, ya me estoy liando yo solita y todavía no he empezado.

Resulta que ellas son necesarias en mi vida y en las vuestras, pero son muy avariciosas, y siempre se quieren quedar con nosotras, por si no fuera poco, se meten en nuestro armario y al día siguiente nos encontramos la ropa encogida, y no hay nada que podamos hacer, al día siguiente nos las encontraremos en el desayuno, en el almuerzo, merienda y cena, sin contar nuestras salidas a la discoteca, ahí ya no tienen piedad con nosotras/os, los hombres tampoco se escapan, pero no son tan agresivas de cintura para abajo.

Mi pesadilla ha sido que me seguían a todos sitios, tenían cara y ojos, pero nada más, eran muy pequeñitas y se escondían dentro de las patatas fritas, chocolate y toda clase de dulces, también están las que le gusta lo salado, y lo peor es que no paraban de hablar, solo decían cómeme, cómeme, así durante todo el sueño.

Yo quería escapar de allí, pero grandes columnas de hamburguesas, junto con salchichas y beicon me lo impedían. Cuando creí encontrar una salida, me cortó el paso un gran helado de chocolate, tenía patas y brazos, me cogió y me metió dentro del vaso de helado y casi me ahogo.

Cuando todo empezó a darme vueltas, me encontré a la señora verdura y fue ella la que rescató y me enseñó el buen camino, aunque ella de vez en cuando pasa la frontera y se da un capricho, lo mismo que haré yo a partir de ahora. Es una tontería perder el tiempo intentando esquivarlas, ellas están en todas partes, sólo hemos de hace números y mirar de cuadrar las entradas con las salidas, será la única forma de mantener una amistad profunda y eterna, que nos acompañará hasta nuestro último día, o quizás más.

Ya llegó el momento de despedirme de mis amigas llamadas Calorías y de todos vosotros/as.

Comunidad de vecinos

diciembre 11, 2013
DIGITAL CAMERA

DIGITAL CAMERA

Vivir en una comunidad de vecinos es muy excitante, casi tanto o más que una película de terror. Si prestamos atención, veremos que las series de televisión sobre comunidades de vecinos tienen mucho éxito, y creo que la realidad supera muchas veces a la ficción, aunque lo exageren en la parte cómica.

Voy a contarles mis experiencias en varias comunidades que he vivido durante muchos años, ahora voy por libre, y eso no tiene precio, o mejor dicho si lo tiene desgraciadamente para muchos, pero también entiendo que haya personas que les guste compartir TODO con mayúsculas, ahora me explicaré mejor.

En una de mis primeras viviendas, tenía una pareja de recién casados, ella enfermera y él médico, eso me enteré más tarde. Una tarde que no noche, la mujer empezó a chillar desesperadamente y me asusté mucho, como estaba sola tuve miedo y pensé llamar a la policía. Cuando estaba marcando, empecé a oír risas y colgué el teléfono y me quedé perpleja, resulta que estaban haciendo sexo.

Al otro día me los crucé en la escalera y subimos juntos el ascensor, nos saludemos cordialmente y no dejé ni un momento en pensar en los chillidos de mi vecina, que por cierto se ven muy educados, pero haciendo el amor todos perdemos un poco la cabeza.

Ahora cuando la oigo chillar, pongo la música más alta y entonces molesta a mi otra vecina, que a la vez molesta a los demás con los ladridos de sus tres perros, que a la vez molestan a otro vecino que padece de los nervios.

La cuestión es que es una fiesta continua de desencuentros, que hace que nos hablemos lo justo y por puro compromiso, pues nunca se sabe si alguna vez necesitaremos de nuestros vecinos en un momento de emergencia.

Y no hablemos de los morosos, que dicen no tener dinero para pagar las cuotas y luego están todo el día en el bar derrochando lo que ya no es suyo, estos son unos impresentables, cualquier día los meto en uno de mis relatos y les doy un buen escarmiento, los pongo a fregar las escaleras de todo el edificio de rodillas, al menos que prefieran acabar de la forma que más utilizo en mis escritos.

En este momento acaba de llegar (la tacones), es mi vecina de arriba, todo el día con sus taconazos dando por saco, a veces me entran ganas de invitarla a un té con galletas y algo más….. que por cierto es uno de mis primeros relatos.

Me fascina escribir y me relaja, pues puedo convertir mis realidades en ficción, creer por un momento que se hace justicia con los vecinos molestos, aunque sigo creyendo que la realidad casi siempre supera a la ficción y en ello estoy.