Atrapada en mi delirio

Cada día oímos y vemos grandes tragedias a nuestro alrededor, y quizás muchos pensamos que estamos a salvo, que son cosas que pasan solo a los demás, pero el destino nos tiene preparado nuestro final, y algunos quisieran saberlo, pero yo prefiero sentir indiferencia y dejarme llevar por él, de todas formas nadie puede esquivarlo, y si lo hacemos solo es momentáneo, o sea que más vale vivir el presente y dejar el futuro que haga su trabajo.

El calor que hace estos días me mantiene aletargada y bloquea mi imaginación, estoy deseando que llegue el otoño y dejarme arropar por sus días grises y compartir su melancolía.

Acabo de mirar las visitas de mi blog y cada día salen las ciudades de Mountain View, o  Palo Alto de California, hace varios años que me pasa, a veces dos o tres veces a diferentes horas en el mismo día. Todavía recuerdo cuando pensaba que era un fiel lector de mis cuentos y mi gusto por la música, pero gracias a otros blogueros que me dijeron que solo eran máquinas sin corazón, me convertí otra vez en terrenal y dejé que mi imaginación no volara tan lejos, no es necesario pasar el charco para llegar allá donde cualquier cosa material nunca pueda compararse a los sentimientos. Me estoy poniendo muy pesada, siempre dándole vueltas a todo, siempre preguntándome que hago en este mundo, en el cual a veces siento que no pertenezco y mi sitio está allí dónde brillan las estrellas, he llegado a creer que soy de otro planeta y la luna me reclama.

Acabo de leer lo que estoy escribiendo y no sé porque lo hago, en este momento no puedo dominar mis dedos, ellos elijen las letras y las convierten en frases que ni yo misma las entiendo, o quizás si y no quiera reconocerlo, para que no crean que estoy más lunática de la cuenta,

Me ha vuelto a pasar otra vez, vuelvo a estar atrapada, empiezo escribiendo sobre un tema y acabo con otro que no tiene nada que ver, nunca me ha gustado ser dirigida, pero sé que alguien escribe por mí, aunque yo sea la que está delante del teclado.

Para los que no me han leído nunca, he de decirles que mi casa está llena de rostros desconocidos, en las paredes y sobretodo en la puerta del salón y aunque me he cambiado de vivienda cinco veces, siempre me acompañan, y lo mejor de todo es que me siento protegida, y creo que ellos son los que me animan a escribir.

Para terminar, les quiero decir a las máquinas de Mountain View y Palo Alto de California, que pueden seguirme siempre que quieran, me siento halagada y a mis amigos de rostros desconocidos no les importa, ellos sólo quieren mi felicidad y no pueden tener ningún recelo, ya que yo jamás les sería infiel y sobretodo con una gran computadora sin sentimientos.

Pero si quiero ser totalmente sincera, presiento que detrás de esas grandes computadoras hay grandes personas y gracias a ellas puedo dejar volar mi imaginación más allá de mi propia realidad.

Anuncios

Etiquetas:

2 comentarios to “Atrapada en mi delirio”

  1. El perfume de mujer Says:

    Gracias por dibujarme una sonrisa, a veces nos hace falta, tus palabras lo han logrado.

    Besos bonita y sigue robándole alegría a la imaginación.

    Y saludos a los de Mountain View o Palo Alto de California, total si nos leen al menos aprenden español 😉

    Gabriela

  2. Una virgo lunática Says:

    Gabriela, sonreír o reír es muy beneficioso para la salud, no tanto para el cutis, pero a estas alturas que me quiten lo bailao….(expresión española).

    Rosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: