Feliz Sábado

Había amanecido el día lluvioso, pero eso no era lo peor que nos podía pasar. Al llegar la noche de todos los sábados, unos vecinos del bloque tenían la costumbre de ir a cenar y después a bailar, hasta ahí todo normal, pero con un agravante para mí y los demás vecinos, pues dejaban a la perra sola y como estaba muy mal enseñada, se pasaba toda la noche y parte de la madrugada ladrando sin parar, los fines de semana se habían convertido en un infierno para todos nosotros y teníamos que tomar medidas drásticas para solucionar de una vez por todas el problema, ya que no hacían caso de nuestras quejas, y eso que siempre lo hacíamos en buen tono, pero eran unos impresentables y solo miraban para ellos, como si vivieran aislados.

Nos juntamos los vecinos perjudicados y tracemos un plan para deshacernos de la perra, pero pensemos que ella no era la culpable de nuestros males, por lo tanto decidimos deshacernos de los propietarios de la perra, esta vez el dicho de… muerto el perro se acabó la rabia, tenía un final distinto en la forma, pero muy eficaz, además los vecinos nos caían fatal, eran soberbios, vulgares e indignos de convivir con nosotros, ya que no aceptaban ninguna regla y jamás acudían a las reuniones de escalera y además eran morosos, pero para ir de marcha no reparaban en gastos.

Como sabíamos todos sus movimientos, pues eran como animales de costumbre fijas, lo teníamos muy fácil, además no contrataríamos a nadie de fuera, lo haríamos entre nosotros, así nadie se iría de la lengua.

Llegó el sábado esperado, y cuando iban a coger el coche del garaje como siempre, allí estábamos nosotros, al acecho de nuestras víctimas.

Fue muy fácil, uno de nosotros por su trabajo podía conseguir cloroformo, no queríamos hacerles sufrir demasiado, simplemente los dormimos y los metimos en el maletero de uno de nuestros coches y los llevamos a una gran obra de un centro comercial, en el cual, el próximo lunes se tenía que llenar de cemento y uno de nosotros era el encargado de la obra y además su hijo sería el que se cuidaba de la hormigonera, así todo quedaba en casa, somos como una gran familia y ellos nunca se adaptaron a nuestras normas de convivencia.

Volvimos una vez dejado todo bien atado, y cada uno se fue a su piso, sabiendo que sería un fin de semana muy largo, pues hasta el lunes no podíamos quejarnos de los ladridos de la perra.

Llegó el lunes y todo fue tal y como lo planeemos, la pobre perra ni siquiera ladraba, estaría rendida, aunque sabíamos que comida y agua no le había faltado, desde mi piso podía ver la terraza donde estaba, lo teníamos todo controlado, a nosotros nos gustan los animales, ellos por desgracia no pueden elegir a su dueño, ni siquiera lo sacaban a pasear, lo tenían secuestrado en una cárcel de lujo.

Como cada lunes llegó la señora de limpieza a casa de los vecinos y como vio que no había nadie y la perra estaba descuidada se la llevó a su casa, no sin antes preguntar si sabíamos algo de ellos, a lo que nosotros comentamos que no se relacionaban con nadie y que solo estuvimos oyendo ladrar a la perra como cada fin de semana, seguro que con ella la perra será mucho más feliz y podrá salir a la calle.

Al cabo de unos días, vino la policía a preguntar a los vecinos si habíamos visto algo fuera de lo normal, y todos dijimos lo mismo, que no sabíamos nada y que echábamos mucho de menos a los vecinos y sobretodo a su querida perra.

Desde entonces nuestros fines de semana son tranquilos, esperamos que los nuevos vecinos si tiene animales de compañía, los traten como es debido, si no que se atengan a las consecuencias…..

Anuncios

Etiquetas: , ,

2 comentarios to “Feliz Sábado”

  1. El perfume de mujer Says:

    Vaya solución tan drástica jajaja…pero es cierto, hay cada vecino sin conciencia ni respeto al derecho ajeno, ni a la vida de los demás que te hacen pensar en como deshacerte de ellos…
    Cuidemos y amemos a nuestras mascotas, si no, ni para que tenerlas.
    Saludos desde mi tierra linda y querida

    Gaby

  2. Una virgo lunática Says:

    Hola Gaby, me alegra que me comprendas…no soporto las injusticias, y escribir me ayuda a imaginar como podría solucionar cualquier problema terrenal, pero en la realidad soy muy pacifica y primero me gusta dialogar…..

    Un abrazo desde mi pequeño paraíso bañado por el mar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: