Mírame a los ojos

Hoy me he despertado con ganas de aprovechar el día. A pesar de ser primeros de enero, hace un día primaveral y eso me motiva a pasear y a charlar un rato con mis vecinos, me voy a tomar mi primer café a la cafetería que tengo al lado de mi casa, ya huelo su aroma y no me puedo resistir, estoy enganchada a la cafeína de ese lugar.

Entro en la cafetería y allí en una mesa apartada está mi vecina la del quinto, es el suplicio de mi vecina del cuarto, debajo mismo de ella, pues dicen que no se quita los tacones ni para fregar el suelo y que cuando hacen el amor se oye en toda la comunidad. Ella es muy pasota, por llamarla de alguna manera, hace un año que no paga la comunidad, pero el café de la mañana y el té de la tarde en vez de tomárselo en la intimidad de su casa  tiene la cara de hacerlo en la cafetería, y sigue usando el ascensor, pero ya le queda poco, a partir del mes que viene, nada más subirán en ascensor los que tengan las cuotas de comunidad pagadas al día, encima le haremos un favor, pues se le pondrá mejor tipo, pues ahora está rechoncha, de tanto turrón y polvorones.

En la otra mesa está el vecino del primero, se acaba de separar y se ha quedado en el piso, pues la mujer le ha puesto los cuernos con su mejor amigo, y claro él ha sido el último que se ha enterado, todo el bloque lo sabía, pues ella la muy tunante y poco espabilada a la vez, lo metía en su casa cuando el marido se iba a trabajar, pero de tanto ir el cántaro a la fuente un día se rompe, y así fue, un día el marido se encontró mal y volvió antes de hora y se encontró con el pastel, los gritos se oyeron por todo el barrio y no era para menos. Ahora él está libre y no deja de insinuarse a la primera falda que se encuentra, pues aseguran que él le era infiel hacía años, pero nunca en casa, esa es la primera regla que un infiel nunca debe olvidar.

Llevo media hora en la cafetería y no he conseguido hablar con nadie a parte de la camarera, pues todos están atendiendo su celular o móvil como decimos aquí, y están enganchados al Wasap, WhatsApp, o como se diga, menuda Guasa tiene la cosa., en fin me acabaré mi café y me iré al gimnasio, allí encuentro toda la conversación que quiero en cada momento, a parte de hacer máquinas, piscina y sauna es el sitio ideal para los hipocondríacos, simplemente diciendo la palabra mágica ¿Como estás? te cuentas toda clase de enfermedades y sus procesos, menos mal que tengo la gran facilidad de evadirme y no quedarme con nada que no me interese, pero esas personas se quedan más relajadas y se ahorran el psicólogo.

Si quieres hacer amigas sólo has de decirles que están más delgadas, pero si quieres tener enemigas, sólo has de decir, oye no te molestes pero te veo más llenita, su mirada se clava en la tuya como un puñal, pero tú te quedas la mar de tranquila, es que las mujeres podemos tener muy mala leche cuando queremos, yo creo que es genético.

Menos mal que me gusta escribir, casi tanto como hablar, pero desde que existen las nuevas tecnologías, hablar en persona cada vez es más difícil, no hay nada como hablar y mirarte en los ojos de la otra persona, ninguna tecnología podrá nunca igualarla, pero gracias a mis letras, que me aportan mucho más que yo a ellas, puedo transformar un día gris y frío de enero en un día primaveral.

Anuncios

Etiquetas: ,

2 comentarios to “Mírame a los ojos”

  1. manel Says:

    Hola Rosa, me encanta cuando te pones a criticar al barrio, je je, muy divertido de leer, hecho con mucho arte! Un abrazo!

    • Una virgo lunática Says:

      Hola Manel, muchas gracias, siempre tan generoso con tus palabras. La vida cotidiana da mucho para escribir, la realidad casi siempre supera a la ficción, me encanta la vida de barrio y sus personas, le dan esa pizca de locura que me fascina y me hace vivir intensamente por medio de mis escritos. Un abrazooo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: