ELLOS

Hay días que la vida me parece una estafa, hablamos mucho de la libertad, pero hay rejas que son peor que la prisión.

Me gusta pasear por mi pueblo y hablar con mis vecinos, pero los temas de conversación se centran en las pensiones, desahucios y penalidades que pasan muchas familias para llegar a fin de mes, incluso que muchos abuelos han de ayudar en lo más básico a sus hijos y nietos, todo esto me parece una vergüenza, pero lo más patético del asunto es que los culpables de todo esto son ELLOS, que desde sus atalayas observan las miserias de las personas sencillas y trabajadoras que aguantan lo inaguantable, pero todo tiene su fin, y como dicen de aquí cien años todos calvos, incluso ELLOS..

Me acuerdo perfectamente cuando trabajaba en el ramo inmobiliario y estábamos en la llamada burbuja inmobiliaria, entonces se vendía y compraba todo. Los Bancos y Cajas no eran nada estrictos con los posibles compradores y eso fue la perdición para muchas familias, que incluso ponían la casa de los padres como aval de la compra de vivienda de los hijos, ya sé que todo esto se ha dicho muchas veces, pero una cosa es sentirlo y otra vivirlo.

Yo siempre procuré desanimar a los posibles compradores que no reunían las mínimas condiciones, pero eso me perjudicaba a final de mes y no era bien visto por mis compañeros y menos por mis jefes. Ahora me siento muy satisfecha de saber que nadie de mis clientes ha tenido problemas, y han podido pagar su hipoteca y sobretodo les puedo mirar a los ojos cuando les saludo.

También está la gran tragedia de las preferentes, (Tragedia para los afectados) a mí también me las ofrecieron, pero quizás por mi experiencia inmobiliaria no piqué el anzuelo. Jamás he creído lo del duro a cuatro pesetas y las descarté al instante, sobretodo cuando me dijeron que para desprenderme de ellas tenía que encontrar un comprador, he de decir que a mí me dieron una buena explicación, aunque yo no fui la que buscó las preferentes, a mí como a otros muchos me llamaron por teléfono para comentarme que tenían “un producto muy productivo”, menos mal que no me fío de nadie, y menos de ELLOS.

Como no sabía como calificarles, o mejor dicho no quería ponerme a su altura les he llamado ELLOS con mayúscula , un pronombre personal que puede abarcar todo lo que nuestra imaginación permita, seremos sus esclavos, pero nunca habrá rejas para nuestros pensamientos y de momento nuestras palabras, puesto que he leído mucho sobre este tema, pero he sentido la necesidad de aportar mi granito de arena convertido en sencillas palabras que todo el que lo lea lo entenderá y alguno lo habrá padecido en sus carnes.

Solo me queda decir que ellos seguirán moviendo los hilos y nosotros seguiremos siendo sus marionetas.

Anuncios

4 comentarios to “ELLOS”

  1. manel Says:

    Hola Rosa, buena aportación. Y buena chica por no picar en las preferentes…lo dejo ahí… Sabes, en el fondo todo esto tiene algo que quizas algun dia sea bueno: si salimos de esta, nos daremos cuenta de que había muchas cosas que no necesitábamos. Un abrazo fuerte!

  2. Una virgo lunática Says:

    Seguramente tienes razón, pero vendrán otros que tropezarán en las mismas piedras que nosotros y así sucesivamente.

  3. orientador Says:

    Hola. Gracias por visitar mi página en Bigloo… Tu trabajo es excelente… Espero nos sigas enriqueciendo con tus aportes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: