La visita

Sonó el despertador como cada mañana, eran las 7 en punto, me esperaba un día complicado tenia varias visitas, soy comercial inmobiliario, me di una ducha rápida tomé un café con leche y tostadas y salí como un rayo, pues antes quería pasar por un desvío que hay en la urbanización que vivo, pues el otro día vi un cartel de venta de una casa y me parecía que podía encajar con un cliente que buscaba tranquilidad.

Estaba muy contenta de como me iba en la empresa, me habían  subido de categoría y no era fácil, pues estaba rodeada de buenas abogadas y yo simplemente era una secretaria, según ellos con mucho don de gentes y para este trabajo era muy importante conseguir que te abrieran las puertas de sus casas.

Por fin llego a la puerta de la casa, en esos momentos veo como se mueve la cortina, me alegra pensar que no he hecho el viaje en vano, aparco en un callejón al lado de la casa y me dirijo a la entrada, cual sería mi sorpresa cuando vi que había un señor de mediana edad más tirando para sesenta  que cincuenta que ya me estaba esperando, di los buenos días y me presenté, le dije que sí podía ver la casa que estaba interesada en ella, me dijo que no tenía inconveniente que esperara un momento que llamaría a su madre, mientras esperaba miré por el rabillo y noté como un tufillo pero no sabría como definir, pensé que era una casa poco ventilada.

Estaba un poco nerviosa porque en la agencia no sabían nada y una norma de las más importantes es que sepan donde paras por control y seguridad y la verdad es que ya llevaba demasiado rato esperando y tenía que pasar primero por la agencia a recoger las llaves de la primera visita del día, se oyen pasos y aparece una anciana de 80 o más años pintada como para ir de fiesta de disfraces y la verdad se me escapó una sonrisa que a ella no le hizo pizca de gracia, pensé, la has fastidiado,  pues si una cosa tengo clara en la venta de viviendas, es que sí no caes bien a la señora de la casa, aunque no sea la propietaria tienes pocas posibilidades de captar la vivienda, me presento y digo que podría interesarme la casa omitiendo que trabajo para una inmobiliaria .

La anciana le dice a su hijo que siga con lo que estaba haciendo que ella se ocupara de enseñar la casa, enseguida  vi que ella era la dominante, la casa es enorme le dije a la anciana, todavía no has visto lo mejor me contestó ella, según bajábamos las escaleras al sótano noté el mismo tufillo  de antes pero mucho más pronunciado, había una luz azulada y casi no se veía nada, jamás vi una iluminación así, me recordaba las casas de los cuentos de terror, que tanto me gustaban leer de pequeña. En toda la casa y las paredes chorreaban agua, pensé que podría haber allí, no era un sitio adecuado para guardar nada importante que se quisiera conservar, la anciana  no paraba de hacerme preguntas sobre mí vida, sí era casada, donde vivía sí tenía hijos etc. eso me inquietó bastante, pues se veía perfectamente que quería ser agradable,  pero su tono de voz era fingido, en ese momento llegué a tener miedo, llegamos abajo cual sería mi sorpresa que su hijo estaba allí esperando…en esos momentos me pasaron mil cosas por la cabeza y ninguna buena, desde ese día amo la tecnología se preguntaran porqué, sonó mi móvil rápidamente contesté  era mi jefa preocupada por mi retraso, le di la dirección y que enseguida estaría de vuelta, pude hacerlo porqué no me gusta ir pegada a la gente y tenía una distancia entre ambos. En ese momento volví a subir las escaleras corriendo sin ver el sótano y me despedí a toda prisa diciendo que me estaban esperando en otra visita. me subí en el coche y  salí zumbando nunca mejor dicho.

Mientras llegaba a la oficina pensaba que tenía mucha imaginación que todo estaba en mi cabeza, de todas maneras no pensaba volver allí y menos sola, había algo anormal en todo aquello, soy muy intuitiva, no comenté nada de todo esto en la oficina pues ellas saben que una de mis pasiones son las historias de terror.

Pero la historia no ha terminado todavía, a los 5 años de aquello hubo unas grandes inundaciones que anegaron fincas enteras  hubo muertos y desaparecidos, los servicios de rescate fueron casa por casa y cuando llegaron  a la casa de nuestra historia encontraron los cadáveres de la anciana y su hijo ahogados por la lluvia y al bajar al sótano descubrieron unos cuantos arcones llenos de cadáveres, que luego se supo que eran la mayoría mujeres jóvenes y de mediana edad. Luego se comprobó que eran personas que habían desaparecido y todas eran agentes de seguros, inmobiliarios etc.

Aquella noticia me impactó tanto, que después de muchos años de  lo sucedido, siempre que voy a enseñar o captar viviendas voy acompañada, por si acaso, me salvé una vez, quién me asegura que no habría otra próxima vez. ¿Nunca han sentido sensación de miedo cuando han ido a ver una vivienda en venta o alquiler y de repente se han encontrado a solas con los vendedores?

Anuncios

6 comentarios to “La visita”

  1. Carmen Says:

    Escalofriante. ¡Menos mal que no lo leí antes de buscar casa nueva! Todavía seguiría pensando que la casa vieja era más segura. Un abrazo.

  2. Alicia Says:

    Me dejaste helada.- Yo que tengo que ir a mostrar mi casa de la playa para alquilar, ahora no voy sola ni loca.-
    Impresionante cómo vas creando todo el ambiente, sin duda alguna el relato atrapa hasta el final.-
    Felicitaciones.-

    • Una virgo lunática Says:

      aAicia, lo mismo te digo, hasta hoy que repasé mis relatos, no me dí cuenta de tu comentario, sólo te diré que a veces la realidad supera a la ficción. Un abrazo.

  3. Loba Says:

    Me as dejado con la voca abierta y con los ojos saliendose de mis orbitas. Increible… la questión es… ¿para qe querian matar a tanta gente?¿por puro placer?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: