El secreto

Mi vida era normal en todos los aspectos, mis hijos independientes, mi marido director de una gran empresa, teníamos nuestros ahorros y podíamos viajar un par de veces al año, tal como estaba la situación éramos unos privilegiados. Todo iba bien hasta que mi vecino, se me insinuó descaradamente por el patio de nuestras casas, vivíamos en casas unifamiliares y los patios se tocaban, incluso hacíamos barbacoas conjuntas, éramos amigos desde hacía 20 años, y hasta ese momento no hubo nada raro hacía mi.

Fueron pasando los días y él insistía, me hacía guiños, me mandaba correos por el ordenador, él sabía que estaba conectada varias horas al día, pues en esa  época escribía en mi blog relatos de terror y además compartía otro blog y estaba en dos foros, por lo tanto el me los enviaba  cada día. Sabía que no le diría nada a mi marido pues ellos eran inseparables, iban a pescar, de caza, en fin se llevaba mejor que con sus hermanos, la cercanía les había unido demasiado. Yo no quería saber nada con él, quería a mi marido y además no era el tipo de hombre que me gustara, jamás lo vi con otros ojos que no fueran los de amistad. Ya no podía soportar más, le seguí el juego y le hice pensar que él también me gustaba.

Tenía un plan que quizás se le quitaran las ganas de ir detrás de mí. Llamé a una amigas que me estaban muy agradecidas, eran prostitutas y aunque no compartía su vida, las entendía, incluso las ayudé muchas veces en temas de burocracia, eran extranjeras y  me encargué de tramitarles todos sus permisos, estaban tan agradecidas que siempre me dijeron que cualquier cosa que necesitara no tenía más que pedírselo .Quedamos un día en vernos y trazar un plan para que se le quitaran para siempre las ganas de ir detrás acosándome, lo hicimos pensando todos los detalles, ahora solo quedaba concertar una cita con él. Un día que su mujer fue a pasar todo el día a casa de sus padres y mi marido tenía partido de tenis, era el día ideal para quedar, él no podía jugar pues se había lesionado un dedo en el último partido. Le llamé y quedamos, le había engañado haciéndole creer que me gustaba, y él se lo creyó, era tan vanidoso como ruin, no sabía con quien se jugaba este partido.

Mis amigas trabajaban en un apartamento de alquiler por horas, cuando llegamos estaba todo preparado, incluso las bebidas. El me miraba con ojos de lujuria estaba a punto de conseguir lo que tanto deseaba, me dijo que hacía años su único sueño era poseerme aunque solo fuera una vez, yo nunca sospeché nada, era todo una locura. Nos acomodamos y fui y preparé una copas, en la de él puse un somnífero que enseguida haría efecto, así fue, solo beber unos sorbos cayó rendido en el sofá, entonces llamé a mis amigas que estaban en el bar de la esquina y subieron enseguida. Entre las tres lo desnudamos y lo metimos en la cama, mis amigas se metieron con él, se me olvidaba decir que una era un travestí y se notaba bastante, una vez acomodados, esperamos que se despertara y entonces cuando mis amigas me dijeron empecé a hacer fotos, muchas fotos, todas las que pude. El estaba allí incrédulo de lo que pasaba, miraba a su alrededor y como todavía estaba un poco aturdido no daba crédito a lo que allí estaba sucediendo, su cara era patética. Cuando acabe de hacer las fotos, lo dejamos allí solo con sus pensamientos y nos fuimos a toda prisa, no sin antes decirle que ya sabía lo que pasaría si me seguía acosando, enseñaría las fotos por Internet, y eso sería fatal para su carrera política, se quería presentar para un cargo muy importante en las próxima elecciones.

Regrese a mi casa y cuando llegó mi marido, le comenté que había pensado que podríamos hacer un crucero por el mediterráneo, le pareció bien y me dijo que podíamos ir con los vecinos, yo le contesté que en otra ocasión, esta vez me apetecía ir solo los dos.

En este momento estamos de crucero y doy por seguro que a nuestra vuelta, mi vecino jamás me volverá a acosar, todo volverá a ser como antes, nada más él y yo sabremos lo que ocurrió, este secreto hará que nuestra amistad sea más pura y casta que nunca.

Anuncios

Etiquetas:

3 comentarios to “El secreto”

  1. El perfume de mujer Says:

    Eres buena estratega!!

    Susto que se habrá llevado el pobre hombre, creo que no le quedarán ganas de volver a conquistar a alguien, al menos por un buen tiempo.

    Te he dejado un regalito en mi blog, espero te agrade, lo comparto contigo.

    http://elperfumedemujer.wordpress.com/asignacion-de-premios/

    Besos
    Gabriela

  2. Carmen Says:

    ¡Jaja! Buen relato, buena trampa. Tal vez, hasta puedas lograr que sea un político bien intencionado. Un beso.

  3. Loba Says:

    ¡Me a encantado! ¿Podrria funcionar si alguien me acosa? ¡Seguro que si! Aunque tambien tengo otras armas…
    ¡Que imaginacion! a mi no se me abria ocurrido.

    Un beso y un Gracias por el relato de corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: