LA VENGANZA


Era un día especial, había quedado con tres conocidas suyas, tenían mucho en común todas ellas habían sido conquistadas, una más que otras por el mismo hombre, y todas estaban muy decepcionadas de él. Las cuatro mujeres de diferentes edades se reunieron en una cafetería muy tranquila, allí iban a planear un asunto de bastante envergadura, pues querían liquidar a ese hombre que había jugado sucio con ellas. Pidieron cuatro cafés y una botella de ron, no tenían prisa, tenían que planearlo muy bien, no dejar rastro, para que nunca se supiera la verdad, solo así se quedarían satisfechas. Las cuatro eran de armas tomar, tenían la sangre fría, eran calculadoras y no tenían entrañas, nunca fueron amigas, pero para este final, se hicieron intimas, tenían que darle su merecido.

Pensaron matarlo de mil maneras, pero al final a una de ellas se le ocurrió, que podía ser envenenado. No se piensen que eran mujeres frágiles, todas tenían sus profesiones y maridos, lo que no les gustó de el, es que no jugara limpio, pues a la vez que estaba con una, estaba con las cuatro, y eso ellas no lo perdonaban, poco sabía él con que fuego jugaba., además nunca pensó que ellas tuvieran contacto, creía que dominaba la situación y no era más que una marioneta en sus manos.

El marido de una de ellas era farmacéutico y podía conseguir un insecticida muy potente, y encima sí pasaba un tiempo no dejaba rastro, la mujer estaba muy informada de toda la clases de venenos, su tesis de fin de carrera, trataba de eso era doctorada en química.

La última conquista llamó al amigo común, y quedó con el en un centro comercial. Ella llevaba su coche, pues el no tenia permiso de conducir y menos coche, era una especie de gigoló en decadencia. Lo recogió y se fueros a una casa de campo de ella. Cuando llegaron y entraron, se llevó la sorpresa de su vida, allí estaban las otras tres mujeres, esperándolo con impaciencia. El quedó impactado sin saber que pasaba o mejor dicho que podía pasar, lo entraron a empujones lo desnudaron y lo ataron a una silla.

La casa estaba solitaria, por más que gritara nadie le rescataría de las garras de estas cuatro mujeres con sed de venganza. El les suplicó que le dejaran marchar que estaban locas, a ellas todavía les excitaba más y empezaron a despedirse de el, con un beso cada una, y diciéndole hasta nunca. El al final no decía nada, quizás sabia que eran sus últimos momentos, le dieron un vaso con agua y la dosis de veneno correspondiente por peso, lo tenían todo calculado, le pusieron un poco más para rematarlo, así fue, le hicieron beber a la fuerza, con cuidado que no quedara nada. Podían haber usado un veneno menos molesto, pero decidieron que tenía que sufrir lo suyo, comenzaron los espasmos y una especies de taquicardia, pero no fue rápido, por lo menos estuvo diez minutos, hasta que al fin dejó de existir, jamás volvería a engañar a ninguna mujer. Dejaron allí mismo el cadáver, lo taparon con una manta y lo metieron en un arcón antiguo, lo dejaría unos días hasta que el efecto del veneno desapareciera, todos los venenos están muy controlados y podían descubrir su origen.

Así lo hicieron volvieron a la casa, recogieron el cadáver y lo tiraron a un lago a trescientos kilómetros de allí, así no lo relacionarían. Luego decidieron que irían de copas a una discoteca, fueron otra veza buscar a otro incauto que cayera en su trampa, pues se me olvidaba decir que el nunca fue el que ligó, fueron ellas que lo ligaron a el por una apuesta, que consistía en saber cuanto tardaba en ser infiel con una de ellas, así es la vida, nada es lo que parece.

Anuncios

4 comentarios to “LA VENGANZA”

  1. lesil Says:

    muy bueno el relato (virgen lunatica),me atrapo hasta el final,merecido cumplido para el infiel.te seguire leyendo,saludos

    • Una virgo lunática Says:

      Repasando mis comentarios encontré el tuyo lesil, nunca es tarde para darte las gracias, aunque jamás leas esto.

  2. Loba Says:

    Menudas mujeres con sentimientos malignos. hay… me dan escalofríos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: