Archive for 26 febrero 2009

Nuestro tiempo ya se acaba

febrero 26, 2009

Me queda menos vida de lo que quisiera

No he podido hacer lo que debiera

He de recorrer todavia más camino

Para poder llegar al final a mi destino

No hay barreras ni fronteras

Si al final alguien nos espera

No podemos quedarnos quietos

Tenemos un camino que andar

Hemos de quitarnos la coraza

Que nos impide andar libremente

Habrá muchos obstáculos que pasar

Pero la recompensa estará al final

No hay nada más triste que el desconsuelo

De haber podido hacer algo y no hacerlo

No nos ha de importar la gente

Hemos de ser hasta el final consecuentes

Si equivocamos el camino no pasa nada

Volvemos atrás y comienza la andada

No tenemos nada más que perder

Nuestro tiempo ya se acaba

Si al final conseguimos el objetivo

Habrá valido la pena haber vivido

Soñar, amar y ser amado

Será lo mejor que nos haya pasado.

MIS QUERIDAS AMIGAS

febrero 23, 2009


Estaba en su casa mirando una caja que guardaba fotos de cuando era pequeña, de su etapa escolar cuando tenia 12 o 13 años, una época que la marcó, era desgarbada, llevaba aparatos en los dientes y unas horribles gafas, era el patito feo de la clase, luego se convertiría en una mujer hermosa, ya tenía 40 años, pero un físico envidiable. De repente se encontró con una foto que le trajo muy malos recuerdos, eran sus tres compañeras de clase, no se portaron bien con ella, siempre se reían de sus dientes, su gafas, la hicieron llorar muchas veces, cerró la caja de las fotos con rabia y se fumó un cigarro a la vez que su cabeza empezó a recordar toda aquella etapa.

Siempre pensó en ellas, pero con odio, nunca más se vieron, pero estaban en la misma ciudad, como ella trabajaba en un departamento del Ayuntamiento, indagó un poco y enseguida dio con las tres, todas estaban casadas menos ella, le habían salido muchas oportunidades pero le gustaba su libertad y además no tenía instinto de formar una familia ni siquiera ser madre. Ella vivía en una gran casa a las afueras de la ciudad, tenía un jardín precioso y le gustaban mucho los árboles frutales, era vegetariana y también tenía su propio huerto, del cual sacaba las mejores verduras y hortalizas de por allí. Ella se cuidaba de todo, tenia servicio a horas, pero su huerto y su jardín no lo tocaba nadie, incluso tenía una separación para que nadie entrara.

Al día siguiente lo primero que hizo fue llamarlas por teléfono, localizar a todas le costó varios días, pues una estaba de vacaciones y la otra de viaje de trabajo. Cuando ya habló con las tres las invitó a su casa a merendar y recordar viejos tiempos. Ellas aceptaron encantadas, un poco sorprendidas incluso con curiosidad, supongo que esperarían ver el patito feo de la niñez. Quedaron en el centro de la ciudad, allí las esperaba con su coche, la casa quedaba a media hora del centro, alejada de todo en una urbanización de gente adinerada. Una vez que se saludaron, la verdad que ella era la más exuberante de todas, vio, que la vida no les había ido muy bien, en cambio a ella hasta el momento todo le fue de maravilla. De camino a la casa se rieron como nunca, recordando aquellos tiempos, ella también reía, pero por dentro las odiaba con toda su alma, por lo que le hicieron sufrir en la etapa escolar.

Una vez llegado a la casa, les enseñó el jardín y sus árboles frutales y les dijo que era su pequeño paraíso. Una vez dentro les preparó una merienda compuesta de toda clase de dulces exquisitos, no escatimó en nada, quería que esa tarde fuera única para sus queridas amigas, al final les hizo unas hierbas especiales que dijo que eran muy digestivas, además eran de su huerto, eran puras no tenían insecticidas, ni falta que le hacían, ellas solas harían el trabajo. Así fue, después de tomar las hierbas quedaron completamente dormidas, eso le facilitó el poder inyectarles un veneno que tenía preparado para la ocasión. Una vez acabó con ellas, las dejo en el sótano, el servicio no vendría durante un mes, les había dado vacaciones, ella también se iba unos días fuera, lo tenía todo planeado, incluso las zanjas donde meter los cadáveres. Al día siguiente los fue colocando uno en cada zanja, una vez metidos, colocó unos árboles frutales encima, ya los había comprado bastante grandes para que tapara todo, acabó rendida, se sentó y se fumó su cigarro acompañado de unas hierbas, pero esta vez eran de las digestivas de verdad, y vio cumplido el único deseo que le faltaba, tener siempre con ella a su tres queridas amigas, pero en silencio.

Nunca sé cuando vendrás

febrero 16, 2009

No te tengo miedo compañera
pero tampoco te quiero a mi vera
no quiero estar contigo todavía
pero sé que lo estaré algún día

No me persigas, déjame tranquila
deja que viva la vida
no me atormentes
deja que viva el presente

Nunca sé cuando vendrás
si será hoy o mañana
espero que me des tiempo
para esperarte con conocimiento

Déjame un poco más
sé que no hay otra salida
un día u otro pasará
de mi vida, tú dueña serás

Llegarás en el mejor momento
o quizás sea el peor de mi vida
pero la cuestión es que vendrás
y mi vida, muerte te pertenecerá.

LA AMISTAD

febrero 12, 2009

Hace tiempo que quiero tenerte
pero no puedo comprarte
ni siquiera robarte
sólo puedo desearte

Necesito que me escuches
me riñas si lo merezco
te rías conmigo en mis juegos
compartas lo malo y lo bueno

estoy esperando encontrarte
he buscado por todas partes
sé que no estás lejos de mi vida
que algún día serás mía

Siete letras componen tu nombre
cada una tiene un significado
deseo que estés pronto a mi lado
que me cuides como siempre he deseado

Cuando por fin te encuentre te seré fiel
no deseo otra cosa que estar contigo
parece que al final te he encontrado
amistad por fin a mi lado has llegado.

QUISIERA SABER

febrero 8, 2009

Quisiera saber el porqué
de las cosas que no sé
sólo sé que no sé nada
y que nada sólo sé

Todo es simple si queremos
y complicado lo hacemos
damos vueltas sin parar
nada podemos razonar

Nos liamos sin querer
no queremos aprender
no tenemos la razón
nos domina la pasión

Pensamos que todo lo sabemos
y al final nada entendemos
no nos dejamos aconsejar
y siempre volvemos a tropezar

Los demás creen tener razón
que son perfectos y honestos
que no se equivocan nunca
que pueden comentar y dañar

Y la gente queda herida
maltrecha y desencantada

no podíamos todos razonar

perdonar y dejar de criticar.

UNIDOS PARA SIEMPRE

febrero 5, 2009

El día amaneció frío y encapotado, no me apetecía salir a la calle, nada me esperaba fuera, cada día era monótono, los mismos sitios, las mismas gentes, toda mi vida sin apenas salir del pueblo, mis amistades eran muy limitadas, tenía que cambiar la situación, pero como lo haría, ya pasaba de los cincuenta años y no estaba acostumbrada a situaciones nuevas, toda mi vida era gris, igual que esa mañana. Decidí que me compraría un ordenador y me conectaría a Internet, así podría relacionarme pero sin tener contacto alguno, soy muy reservada de mi intimidad, y una cosa era chatear y la otra tener que verte con la gente. Así lo hice, me compré el mejor ordenador y las conexiones más fluidas, me lo podía permitir, tenia mi vida solucionada, mis padres me dejaron una buena herencia.

Pasaron dos semanas y ya me había metido en varios foros y empezaba a chatear, todo era nuevo para mí, cada día miraba mi correo, como una adolescente que esperaba noticias de su novio, hasta que un día todo cambió, empecé a chatear con un hombre de poco más de sesenta años, parecía que teníamos gustos parecidos, comenzamos a intimar, nos separaban tres mil kilómetros y creía que no nos veríamos nunca, por primera vez me podía mostrar tal como era sin el agobio de vernos, era una relación muy cómoda para mí, pero para él no era suficiente.

Ya llevábamos cuatro meses cuando me dijo que quería verme, ya nos habíamos visto por foto, como yo pensaba tener solo relación por Chat, jamás pensé que un día le interesara conocerme en persona, eso me aturdió, no me hacía gracia la idea, intenté que se volviera atrás, pero no hubo manera, tenía pensado venir a verme. Yo como era inexperta en todo lo referente a Internet, le dije el nombre del pueblo y el lugar donde vivía, que era la plaza mayor, y con lo pequeño que era esto, enseguida me localizaría.

Había llegado el día, estaba muy nerviosa, como no quería que los vecinos se enteraran de nada, quedamos en el pueblo de al lado, allí podría pasar desapercibida y no daría que hablar, en un sitio tan pequeño, los rumores son como la prensa de cada día. Ese día me levanté muy pronto, fui a la peluquería, me puse un traje chaqueta que ni siquiera había estrenado, se me acumulaba la ropa nueva, había estado años sin ilusión para lucir nada, hoy era diferente, tenía una cita, una de las pocas que había tenido en mí vida.

Allí estaba, nerviosa, me iba a encontrar con un hombre que había recorrido tantos kilómetros para conocerme. Antes que le dijera nada, me hizo una señal con la mano, le había dicho el color del traje y no había nadie más con ese color, era un rojo fuerte, no sé como me lo puse, me sentía ridícula, bajó del coche nos dimos un beso en la mejilla y nos fuimos a una cafetería. El se llama Fred, mí nombre no tiene importancia.

La primera impresión fue estupenda, un hombre atractivo, elegante y con don de gentes, que más podía pedir, después de tantos años de no salir con nadie, para mí era como una aventura que no sabía donde me llevaría. Le busqué un hotel allí mismo, pensé que así en el pueblo no se enterarían de nada, estaba harta de comentarios, sabía que si lo llevaba al pueblo, no me dejarían tranquila. Se instaló y nos despedimos hasta el día siguiente, volví a casa ilusionada, lo único que me entristecía, era que no tenía a nadie de confianza para contarle lo que me estaba pasando, me acosté pronto, me esperaba un día lleno de emociones, habíamos quedado en el hotel y de allí nos iríamos de compras, quería regalarme algún detalle, después a comer a un restaurante y para rematar el día veríamos una obra de teatro.

Amaneció un día soleado, me sentía más joven que nunca, con una vitalidad que hacía tiempo no había sentido, no era para menos, me gustaba y creo que yo a él, todo era como un sueño y no quería despertar. Cogí el coche y me dirigí al hotel, había una hora escasa, de momento no me apetecía que viniera a mi casa, sí la cosa no iba bien nadie se enteraría y todo volvería a ser como antes.

Pasemos un día estupendo, todo salió como estaba planeado, cuando regresábamos, a media hora de camino al hotel, en unos descampados junto la carretera, un joven pidió que parásemos un momento, que se le había estropeado el coche y estaba alojado en el hotel donde estaba Fred, dijo que había reconocido su coche, paremos y en ese momento el joven sacó una navaja y nos amenazó, diciendo que le diéramos todo lo que llevásemos encima, yo precisamente me había puesto unas joyas muy caras de brillantes, más las tarjetas de crédito y quinientos euros, Fred, llevaba más, no le gustan las tarjetas, precisamente le comenté en la comida, que era peligroso ir con tanto dinero encima. Fred, en ese momento de confusión y nerviosismo, saco una pistola de su bolsillo trasero y en el forcejeo se disparó, yo me quedé sin habla, no sabía si había alguien herido, en ese momento el joven cayó al suelo, nos miremos y le tomemos el pulso estaba muerto, se había disparado el arma sin querer y la bala había ido directa al corazón. El joven seguramente le venía siguiendo atraído por el coche, incluso Fred piensa que lo vio repostando gasolina en un área de servicio en la que hizo una parada para comer. En cinco minutos nuestras vidas habían cambiado, teníamos un muerto a nuestros pies y había que hacer algo, para que todo volviera a la normalidad. Fred no tenía la pistola registrada, se hizo con una, porque años atrás le atracaron.

Decidimos dejar el cadáver allí mismo, empezaba a llover y teníamos que regresar al hotel para tener una coartada, por sí acaso nos relacionaban con él. Esa noche llovió como nunca, para nosotros iba estupendo, borraría cualquier huella de neumáticos aunque eso no nos preocupaba, era el único camino para entrar al pueblo, de día era una carretera muy transitada.

Yo me fui a mí casa como era costumbre, él se quedó en el hotel, como hizo el primer día, se tomó una copa en la barra y se despidió del camarero hasta el día siguiente, nosotros quedamos en el hotel después de desayunar, teníamos que procurar que nos vieran con toda normalidad, ese día nos quedamos a comer, cuando estábamos tomando el café, vino un cliente del hotel diciendo que habían encontrado a un joven muerto en un lado de la carretera y que habían encontrado su coche muy cerca del cadáver, detrás de unos árboles, al decir el modelo del coche, el encargado del hotel llamó a la policía para decir que el joven había estado alojado allí. Lo tenía todo planeado, nos pensaba robar, coger su coche y desaparecer, puesto que ya había pagado su estancia en el hotel. Nos miremos, comentemos lo normal cuando sucede algo así, sabíamos que la policía vendría a hablar con todos los clientes, era lo lógico, teníamos que coincidir en todo, estuvimos toda la tarde juntos hasta que llegó la policía para hacer las preguntas de rigor, todo fue perfecto, luego nos enteremos que el joven había estado en prisión por varios atracos y siempre de la misma forma.

Fred se quedó toda la semana que había reservado y todo volvió a ser como antes. Nuestra relación fue avanzando hasta el día de hoy, no estamos casados, cada uno vive en su casa, nos seguimos viendo varias veces al año, pero tenemos un secreto en común que nos ha unido para siempre.

LA PRIMAVERA

febrero 2, 2009

Qué tendrá la primavera
que a mí la sangre me altera
mis deseos se disparan
mis pasiones se desatan

Qué tendrá la primavera
que ya no soy la que era
que si me dices te quiero
corriendo voy a tu vera

Qué tendrá la primavera
que sin tú quererme nada
ni desearme ni complacerme
hace que todavía te quiera

Qué tendrá la primavera
que me atrapa en sus placeres
que me agita el corazón
que hasta pierdo la razón

Qué tendrá la primavera
que dejo que tú me enredes
con tus mentiras y secretos
con tus letras y tus versos

Qué tendrá la primavera
que me llena de consuelo
que sin ella no puedo vivir
pero sin ti tampoco puedo.