Archive for 23/01/09

EL VALLE DE LA CALMA

enero 23, 2009

Hace años me contaron esta historia, que jamás supe, si fue cierta, o una leyenda, yo se la contaré a ustedes.
Era un valle precioso, le llamaban el valle de la calma, estaba rodeado de árboles de todas clases, su clima suave tanto en invierno como en verano, invitaba a pasear por su entorno, la gente del pueblo, no solía ir por allí, comentaban leyendas, rumores, pero cuando algún forastero les preguntaba, se callaban, como si guardaran un secreto.

Había un pequeño lago, rodeado de dos piedras enormes, pero nunca había nadie bañándose, decían que era un sitio sagrado, pero no decían el motivo, o no lo sabían.

En el pueblo, habían dos familias enfrentadas desde hacía varias generaciones, y pasó lo que no debía, el hijo de una de las familias, se enamoró de la hija de la otra familia, causando un alboroto en el pueblo, la mitad eran parientes de los dos, y no querían que por ningún motivo los jóvenes se unieran, se tenían tanto odio, que eran capaces de hacer cualquier cosa.

Los jóvenes, se amaban y lo tenían decidido, se iban a escapar del pueblo, no les importaba nada, empezarían de cero, tenían toda la vida por delante. Así lo hicieron, dicen, que salieron a la madrugada, cuando todos dormían. Antes de irse, los jóvenes decidieron que como no pensaban volver jamás al pueblo, pasarían por el lago, que siempre les estuvo prohibido, y se darían un baño, bajo la luz de la luna, ese día había luna llena. Así lo hicieron, se bañaron, se amaron todo lo que uno puede amar al otro, y se quedaron dormidos, bajo una luna radiante.

Al día siguiente, cuando las familias se enteraron, hicieron todo lo posible por encontrarlos, buscaron en todos los sitios, menos en los alrededores del lago, allí no podían haber estado, desde pequeños, les habían dicho, que era un sitio prohibido, pero nunca les dijeron el porque de tal prohibición.

Cansados de buscar en todas partes, decidieron ir al lago, como último sitio, pero sería en vano, allí era imposible que hubieran ido, siempre respetaron esa norma. Cual sería la sorpresa, que cuando llegaron vieron con sus propios ojos, que los habían perdido para siempre, allí estaban, en vez de dos piedras, había cuatro, eran ellos, otra vez había pasado, la maldición de las familias se había vuelto a repetir.

En el pasado, mataron a una curandera, que decían que era bruja, antes de morir les maldijo, diciéndoles que si alguien de las dos familias, se unían entre sí, y además se bañaban en el lago se convertirían en enormes piedras para la eternidad.

No hubiera sido mejor avisarles, es lo que único que no me encaja en esta historia, pero ya se sabe, que la realidad supera a la ficción.

Anuncios