LA CITA

DIGITAL CAMERA

DIGITAL CAMERA

 

Era un día como otro cualquiera, o eso pensaba ella, se arregló y se fue a su trabajo, era dependienta de una gran cadena de ropa de última moda, estaba contenta, le habían subido el sueldo y podía darse algún capricho. Su jornada de trabajo era a turno partido, como no le daba tiempo ir a comer a casa cada día se quedaba en un restaurante cercano, pedía un menú económico y así iba más descansada.

Al acabar el trabajo antes de volver a casa, le gustaba ir a pasear a unos jardines que habían cerca de su casa, en el trabajo estaba todo el día de pie, pero no era lo mismo. Después de media hora de paseo se sentó en un banco para hacer una llamada por el móvil a su amiga, para decirle que al día siguiente tenía fiesta y podrían comer juntas. Cuando estaba acabando la conversación, una chica joven se sentó a su lado, el banco era bastante grande, le dijo hola te estaba buscando, esta noche nos veremos prepárate, y cuando le iba a responder, se levantó y desapareció tan rápido que no pudo alcanzarla, ella pensó que se había equivocado de persona pues no la conocía de nada, o bien que estaría con los efectos de alguna droga, no de dio importancia y se fue a casa, no sin dejar de pensar en lo que le había pasado.

Al llegar vio que estaban arreglando el ascensor, y pensó que era un contratiempo después de trabajar todo el día, ahora tenía que subir diez pisos andando, no le hacia gracia, pero si quería estar en su casa no le quedaba otra solución. Había tenido problemas de asma, y era un importante inconveniente para ella, poco a poco fue subiendo, iba descansando de planta en planta, la última vez que lo hizo de una tirada tuvo que ir al hospital, incluso tenía que llevar siempre un aerosol para cuando estuviera muy necesitada, sabia que en cualquier momento le podría dar un ataque de asma.

Una vez arriba se duchó, se puso cómoda y se preparó un bocadillo, era lo que cenaba siempre, acompañado de una copa de vino y una pieza de fruta. Desde su cocina se oía el motor del ascensor, y se dio cuenta que ya funcionaba. Como no había bajado la basura hacia dos días, pensó que al tiempo de bajar abriría el buzón, pues se había olvidado cuando llegó del trabajo, y estaba esperando una carta importante.

Después de tirar la basura, al entrar al vestíbulo se encontró en el portal con la joven del parque, se quedó toda sorprendida y le dijo que quería, le contestó que tenían una cita, ella le dijo que se equivocaba de persona y que la dejara en paz, la joven le contesto que no podía, que lo sentía mucho pero era su día, que día preguntó ella, ya te dije que te prepararas le contestó, como si temiera algo grave, le cerró la puerta del vestíbulo y se dirigió al ascensor, pero se dio cuenta que no estaba allí, se acordó que lo cogió un vecino, que entró, cuando ella salía. Se puso tan nerviosa, que el corazón se le disparó, le iba tan rápido que no podía respirar, no le quedaba más remedio que subir otra vez andando los diez pisos, si quería ponerse a salvo de esa desconocida.

Subía desesperada, no entendía nada, quien era esa mujer apenas le pudo ver el rostro, solo su mirada fría y penetrante, en ese momento cayó al suelo se estaba asfixiando, y no llevaba su aerosol, no pensó que le hiciera falta, de repente se encontró a su lado a la joven misteriosa que le cogía la mano y se la llevaba con ella, entonces comprendió que había llegado su fin.

Queridos lectores, por mucho que queramos cambiar nuestro día, me parece que será del todo imposible, les recomiendo que si se encuentran a esta Joven no se molesten en alejarse de ella, les encontrará allá donde se hayan refugiado.

Anuncios

16 comentarios to “LA CITA”

  1. arely Says:

    soy una chica enamorado del diablo tengo y estoy guapápaa

  2. RAUL Says:

    FELICIDADES POR TAN EXCELENTE ESCRITO, LA VERDAD ES QUE ERES UNA GRAN ESCRITORA Y ESTA BREVE HISTORIA ME HA DEJADO IMPACTADO. SIGUE ASI OJALA PUEDA LEER MAS ARTICULOS TUYOS. HASTA LUEGO.

  3. Estrella Says:

    que historia…. me encanto.. sigue escribiendo este tipo de escritura si que no te pone A dormir al contrario el misterio es exitante ;]

  4. Una virgo lunática Says:

    Arely, Raúl y Estrella, muchas gracias por vuestras palabras, me animan a seguir en este mundo de las letras. Un abrazo.

  5. paola Says:

    muy chevere la historia

  6. OQUIS!!! Says:

    ta chida perodebe ser + corta x fa

  7. JAVIER Says:

    Me gusto mucho tu cuento, descubrí por casualidad tu blog ,y me puse a leer otros relatos,pasé muy buen momento leyendo ,gracias por hacer .

  8. Una virgo lunática Says:

    Javier, encantada de que por casualidad entraras en mi blog, solo soy una aprendiz de escritora, me alegra que pasaras un rato distraido con mis escritos. Saludos.

  9. Choco Says:

    😀 Yo tmb soy una virgo… (y estoy loka :D)

    Me gusto lo de la chica, y si xD pense que tenia que ver algo con muerte/angeles.

    n_n

    awa, si puedes comentas algo de lo que he escrito? Es que tambien me gusta escribir.

    Ciao! Suerte

  10. Loba Says:

    Como siempre, me dejas con la boca abierta. Verdaderamente me a encantado tu relato. Es tan misterioso… Me gusta el misterio y el miedo, pero no me haría falta que me gustasen para apreciar tu precioso e inpactante relato.

    Un beso y asta la proxima.

  11. Loba Says:

    No exagero, es lo que pienso. Y si eres aprendiza, ¡Madre mia cuando seas experta!

    Un fuerte abrazo.

  12. Los números de 2010 « Una Virgo Lunática Says:

    […] LA CITA enero, 2009 12 comentários […]

  13. carlosdelfante Says:

    Pues yo la ando esquivando como pueda!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: