El abuelo que no conocí


Esta tarde frente a mi ordenador, escuchando una canción preciosa que se llama “tengo sed de ti”, he sentido la necesidad de ponerme a escribir, sin saber si el relato será de terror, amor o fantasía. Relataré lo que me pasó el otro día, acompañado de un poco de fantasía e imaginación, cosas que por cierto no me faltan. Estos días voy a hacer un pequeño cambio en el baño y estaba recogiendo todo para que el lampista pudiera trabajar más cómodo, cuando escuche un ruido diferente a lo habitual, venía de un respiradero que comunica al exterior, parecía un pajarillo que se había caído del nido, pues suelen anidar en los tejados, en ese momento estaba sola y no me atreví a subirme en la escalera y quitar la rejilla, hace años me rompí el tobillo y no quedé bien del todo, espere que viniera mi marido que había ido a comprar el pan y no tardaría.

El pajarillo revoloteaba sin suerte alguna, tenía poco espacio y no podía volar, por el color de las alas supe que era adulto, asomaban por la rejilla, pasaron pocos minutos que se me hicieron eternos, de pronto el pajarillo dejó de hacer ruido, pensé que había muerto, y sin darme cuenta le empecé a hablar, le decía que lo sacaríamos enseguida, que no tuviera miedo, como si de una persona se tratara y me parecía lo más normal del mundo, puesto que a mi perro le hablaba y me entendía perfectamente o eso he creído siempre.

Llegó mi marido y sin perder tiempo, quitó la rejilla, colocó una bolsa debajo mismo para recogerlo y no se diera golpes con las paredes, así fue, lo único que pasó es que se salió de la bolsa y volaba por el baño, estaba tan asustado que no tuvo ningún problema en cogerlo. Una vez comprobamos como estaba, y que podía volar, lo soltamos por una ventana y desapareció sin dejar rastro. Nos quedamos tranquilos y felices de poder salvarle la vida, tiempo atrás tuvimos pájaros, pero preferimos que estén en libertad.

Pasaron varios días y cuando casi habíamos olvidado el hecho, oímos un pájaro que se había metido en la galería, que da a la ventana por donde lo echamos a volar, parecía el mismo, pero no podía ser, como iba a volver otra vez, pensamos que sería uno parecido.

Al día siguiente lo mismo, otra vez el pájaro entró en la galería, tiene que ser el mismo y porque viene, será que está agradecido, yo sola me lo decía todo, mi marido no hacía tanto caso, decía que había muchos pájaros y que seria otro parecido.

A mí me encantan los animales, si viviera en el campo y tuviera tierras, tendría de toda clase, pero bien cuidados. Yo por si acaso le había puesto agua y alpiste, pero no le dije nada a mi marido, pensé que no volvería, pero no fue así, volvió otra vez, entraba, bebía, comía un poco y se ponía a cantar, tan fuerte que se oía desde el garaje. Mi marido subió y cuando lo vio dijo que le parecía que era el mismo, que no era un hecho habitual, pero tampoco le dimos mucha importancia.

Estábamos encantados con el pájaro, hasta le pusimos nombre, le llamamos pillín, en recuerdo de uno que tuvimos muchos años. Pasaron los meses y pillín seguía viniendo. Una noche tuve un sueño, en el cual una persona que no se le veía el rostro tenía un pájaro en la mano y le estaba dando de comer, yo me acerqué i ví que era mi pájaro, pero no podía ver quien era la persona que estaba con él, de repente se levantó dejó el pájaro en mi mano, me miró sonriendo y se fue, no lo podía creer, era mi abuelo, que ni siquiera pude conocer, lo fusilaron cuando mi madre tenía seis años, y mi tía meses. Lo pude reconocer por una única foto que tiene mi madre y mi tía en su casa.

En ese momento me desperté, como si realmente hubiera pasado, nunca lo sabré, lo único que sé es que pillín no volvió más, pero me sirvió de enlace con otro mundo, quizás mucho mejor que este y que no hay que tener miedo a traspasar.

Como dije al principio no sabía lo que iba a relatar, sin saber como, le he hecho un pequeño homenaje al abuelo que nunca conocí y estoy más satisfecha que otras veces, aunque quizás ustedes se hayan aburrido más de la cuenta.

Anuncios

8 comentarios to “El abuelo que no conocí”

  1. dea Says:

    Que bonita historia! yo también creo que los pájaros tienen que estar en libertad, exceptuando esos otros “pájaros” que sólo buscan aprovecharse de los demás. En fin, te felicito, me ha gustado mucho. 🙂

  2. Teresa Says:

    Molt maca aquesta història desprèn molta sensibilitat. A vegades en els somnis ens apareixen persones que no les hem conegudes mai físicament però sí les coneixem a traves de relats que ens expliquen d’elles. Es veritat que els somnis més d’un cop ens sorprenen.
    Els teus escrits també em sorprenen molt gratament. Endavant!

  3. Carmen Says:

    Hola, Rosa: un tierno relato que combina el amor y la compasión. Los sueños vuelan como los pájaros y son un enigma a resolver. Un abrazo.

  4. Loba Says:

    Hermoso, me ha gustado mucho. En mi casa tambien, de vez en cuando, por las rendijas del aire de uno de mis cuartos de baños se cuelan algunos, entonces lo abrimos y le dejamos en libertad. Por que a mi no me gustaria estar encerrada en una jaula. Y, ¡claro que no nos as aburrido!

    Un besito.

  5. Los números de 2010 « Una Virgo Lunática Says:

    […] Tu día más ocupado del año fue el 15 de julio con 364 visitas. La entrada más popular de ese día fue El abuelo que no conocí. […]

  6. Una virgo lunática Says:

    Acabo de pasar por aquí al ver una lectura en mi estadística y me he dado cuenta que mi último comentario no está completo, como rectificar es humano, quiero dar las gracias a todos los otros comentarios, sin mis lectores, escribir solo quedaría para mí, y eso no me gusta nada, prefiero compartir mis locuras.

    Un abrazo para todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: